14
Ene
09

ESPAÑA Y EL MUNDO MODERNO

Hasta ahora he hablado más que nada de asuntos cercanos en el tiempo a nuestra época, la última vez de la más rabiosa actualidad. Sin embargo mi especialización es Historia Moderna, así que, en parte por arrimar el ascua a mi sardina y en parte por algunas peticiones de Uni, voy a decir algo sobre la Edad Moderna y el papel de España en la misma; muy en general, a la espera de que si queréis haga más tarde entradas de temas más concretos.

Lo primero ¿qué es la Edad Moderna? Pues hay muchas opiniones al respecto, sin contar con que el mundo latino y el anglosajón usan terminologías diferentes*. El criterio que prefiero seguir es considerar como “moderno” al mundo europeo o europeizado durante el largo período de transición entre la sociedad típicamente feudal y cristiana de la Edad Media y la típicamente burguesa, liberal y capitalista de la Edad Contemporánea.

Típicamente, claro, porque hay tantos casos atípicos que el tipo se convierte en simple convención. Como ejemplo muy extremo sin salir de Europa, se podría decir que la Edad Moderna acabó en Inglaterra hacia 1690 y en España no antes de 1850, en muchas zonas de nuestro país no antes de 1900.

Esa sería la fecha final del período, la inicial se puede poner en 1350 (la Peste Negra), 1400 (inicio del gran siglo del Renacimiento), 1453 (caída del Imperio Bizantino, último heredero de Roma), y, la más típica, 1492. Fecha del Descubrimiento de América, el Nuevo Mundo, por un (probablemente) genovés al servicio de los Reyes Católicos, Cristóbal Colón, descubrimiento realizado (probablemente) por error, al querer llegar a Oriente navegando hacia Occidente.

Dentro de ese contenedor de Historia, distinguiría varias fases:

1) Una Primera Edad Moderna, entre más o menos 1350 y 1530. Se caracteriza por una lenta reconstrucción del continente tras el desastre de la Depresión Bajomedieval, en todos los planos: político, económico, social y cultural. Es un período brillantísimo en este último aspecto, con lo mejor del movimiento cultural que llamamos Humanismo, nombre que prefiero respecto al de Renacimiento.

En España se caracteriza por la constitución de una red de alianzas políticas nobiliarias y de oligarquías urbanas que a largo plazo daría lugar a la creación de la Monarquía Hispánica por los Reyes Católicos y sus aliados. Así en la Península, y sobre todo en Castilla, el poder se centralizaba muy tempranamente y se dotaba de instrumentos que se revelarían formidables, como la Inquisición, un ejército revolucionario y una estupenda diplomacia.

2) Vendría después una Segunda Edad Moderna, más o menos entre 1530 y 1685. Está marcada por la división religiosa de Europa en torno a la Reforma Protestante que se tradujo en las llamadas Guerras de Religión. Políticamente es indiscutiblemente la era de la hegemonía hispánica, al menos hasta 1660, personificada en el enorme poder de la Casa de Habsburgo, los Austrias, y su Imperio en el que “nunca se ponía el Sol”. Las finanzas de ese Imperio dependían en mucho de la plata procedente de América, definitivamente organizada como tierra conquistada en la segunda mitad del siglo XVI.

Pero fue una profundísima crisis financiera con el epicentro en Castilla, y no en las Indias, lo que destrozó económicamente la Península en la primera mitad del siglo XVII. Finalmente, los años 1660-1685 son decisivos porque asistimos al último intento de hegemonía europea protagonizado por la Francia absolutista de Luis XIV, intento que fracasó ante potencias con una estructura socioeconómica más “moderna” como Inglaterra y Holanda, por un lado, o mucho más arcaica, como Prusia, Austria, y Rusia, por el otro.

3) Luego tenemos una Plena Edad Moderna, que correspondería al siglo 1685-1789. Es el período en el que más claramente cristalizan los cambios en todos los ámbitos que definen la modernidad, y en el que de hecho se empieza a hablar de países “avanzados” y “atrasados”, con España por primera vez en el furgón de cola y sumida en su mítica, que no del todo real, Decadencia.

Así, el poder político se centraliza cada vez más opresivamente en el Estado y dentro de él en la Corte, con las excepciones inglesa y holandesa; la economía va por la senda del mercantilismo (quien domina el comercio mundial- Inglaterra, Holanda o Francia- domina el mundo, y si hay que utilizar Piratas en el Caribe para ayudar, se utilizan) y sólo en Inglaterra y desde 1730-50, de la industrialización; la sociedad estamental se va descomponiendo en algo más parecido a una sociedad de clases, de ricos, clases medias y pobres; y en el ámbito cultural baste decir que en esta época vivieron los Galileo, Newton, Hobbes, Locke, Montesquieu, Rousseau, Kant,  Bach, Mozart, y un larguísimo etcétera.

Es el siglo inglés y francés por excelencia. De esta forma es una revolución en el segundo de estos países, y la pérdida por el primero de sus colonias de Norteamérica (1776) lo que suele  abrir el mundo contemporáneo. Pero como prefiero pensar en una evolución como proceso general del siglo XIX más que en la Revolución como el gran hito, decido hablar de una Modernidad Tardía que abarca la transición final de los diferentes países hacia la nueva sociedad que citaba al principio.

Este último período dura en Francia hasta 1848, EMO, en Alemania hasta 1870, que es cuando surge como Estado, en Estados Unidos hasta 1870 también, y en general en el resto de países europeos hasta la irrupción de la política y cultura de masas y de la industrialización hacia 1880-1900.

 

*En el mundo anglosajón se distingue entre una Early Modern History, que correspondería a nuestra Edad Moderna, y una Modern History, que sería nuestra Edad Contemporánea, al menos hasta 1945.

Anuncios

25 Responses to “ESPAÑA Y EL MUNDO MODERNO”


  1. 1 rayuelo
    Miércoles, 14 enero, 2009 en 18:28 pm

    Dentro de poco se va a convertir ésto en el nuevo Rincón del vago donde vengan los estudiancillos, digamos, poco trabajadores a ver que se cuece…

    Qué grande. Resumen perfecto en cuanto a longitud y datos claros, con alguna opiniocilla interesante como ese concepto de “modernidad tardía” que abarca todo el S. XIX… Bueno, de todas formas y llevándome yo el tema a lo cultural, decir que has olvidado por completo el Renacimiento italiano. Diré una fecha importante, al menos para mí, para el comienzo de la modernidad: ya en 1427, Brunelleschi construyó su “cupulonne” en Florencia. Y con ello convirtió esta ciudad en el eje cultural de todo el S. XV…

  2. 2 gasolforever
    Miércoles, 14 enero, 2009 en 19:42 pm

    Pues si subís nunca a la cúpula de Brunelleschi como hice en el viaje de novios quedaréis realmente embobados del logro técnico de esa época por la formidable altura alcanzada con unos medios pseudorústicos. Gracias por la lección de historia Nacho, si hasta parece que vuelvo a la escuela y le cojo cariño a eso de estudiar, chicos esto de internet rejuvenece a cualquiera,jejeje.

  3. 3 nacho78
    Miércoles, 14 enero, 2009 en 21:23 pm

    Me he dejado el Renacimiento Italiano efectivamente, Rayuelo. La verdad es que no lo conozco muy bien al menos en la parte artística, un poco mejor en la literaria; sobre todo la filosofía humanista que sí que la menciono y con una figura que me atrapó: Giovanni Pico della Mirandola. Pero es importantísimo para la evolución europea en toda la Edad Moderna.

    Lo que no me gusta es el término: “Renacimiento”. Sobre todo por su utilización para despreciar como irrelevante el período anterior, la Edad Media, que para mí es el peor tratado de todos los de la Historia, y merece que se lo recupere en su importancia para el público en general. Culturalmente es pobre en comparación, seguramente; pero socioeconómicamente es completamente DECISIVO, y muy interesante de estudiar. Recomiendo “La Gran Depresión Bajomedieval”, del francés Guy Bois, de los mejores libros de Historia que he leído, muy a propósito en estos tiempos de crisis.

  4. 4 slumdar
    Miércoles, 14 enero, 2009 en 21:26 pm

    Una cosica niños¡¡¡…
    Cuando en el instituto tocaba historia y mi profe -D. Lázaro- la liaba con el Imperio Bizantino, para mí era algo tortuoso, no me interesaba nada y –creyéndome de ciencias- no creía que aquello me aportaría nada. Con el paso del tiempo sentí que la historia conformaba mejor mi forma de ver las cosas y ahora con ejemplos como el de esta entrada me doy cuenta de la cantidad de cosas que perdí en el camino.
    Os pasa algo parecido a vosotros???…

  5. 5 lukecage
    Jueves, 15 enero, 2009 en 9:23 am

    Slumdar: Si solo me pasara con la Historia tendría esperanza pero realmente me pasa con todas las asignaturas que dí en EGB, BUP y Licenciatura, la verdad es que a esa edad no nos damos cuenta de cuánto recibimos y de cuánto renegamos.

  6. 6 lukecage
    Jueves, 15 enero, 2009 en 9:27 am

    Nacho, como siempre muy bien la entrada, la verdad es que como decía antes Slumdar desconocemos la Historia Mundial y la Historia de España que da gusto. A ver si gracias a ti podemos llenar un poco el vacío. Por poner un pero, de decadencia, lo que se dice decadendia como pedía Uni no has explicado mucho, los males de la corte y de esos reyes ineptos y sus validos no menos ineptos… En fin, el mundo de Alatriste, no se si lo has leído, si es así ¿En cuanto a exactitud histórica del reflejo de esa época es correcta la saga de Alatriste? pregunto.

  7. 7 holemacanan
    Jueves, 15 enero, 2009 en 10:09 am

    Pues exactitud histórica no sé si tendrá, ahora EMO calidad literaria tiene muy poca.
    Nacho, haciendo memoria recuerdo que hubo una vez que un profesor de historia nos comentó en clase que había teorías que, desde cierto punto de vista, consideraban que la Edad Media duraba desde que termina el Imperio Romano, hasta que llega la Revolución Industrial. No me preguntes de qué teoría se trata, o que sea un poco más preciso porque hablo de memoria. Puede que hablara desde un punto de vista económico, no lo recuerdo.
    ¿Puede ser eso verdad, o ya me va fallando el cerebro?

  8. 8 lukecage
    Jueves, 15 enero, 2009 en 11:41 am

    En cuanto a la calidad literaria de Alatriste, la verdad es que las historias son un poco flojas, pero ha ido de menos a más, la primera es verdad que parecía lo que era un trabajo de fin de curso de su hija, pero después ha mejorado, a mí me gustó bastante el del teatro que no me acuerdo ahora como se llama, eso sí la peli un bodrio.

  9. 9 nacho78
    Jueves, 15 enero, 2009 en 13:08 pm

    Lo de la Decadencia Luke solamente lo dejé sugerido para hablar más tarde en una entrada posterior sólo sobre ese tema. La imagen que se nos ha dado, y que es muy potente, es asociarla a esos Reyes ineptos y sus validos corruptos e ineptos, culminando con un Carlos II deforme, impotente, débil mental y todo lo peor que nos imaginemos, que ya casi ni tuvo validos, pá qué si ya se había derrumbado todo.

    La decadencia existió, es decir, una pérdida de España primero de la hegemonía europea gradualmente entre 1630 y 1660 más o menos, pero no antes… luego eso abarca el reinado de uno de esos “ineptos”, el más inepto quizás -Felipe III- y buena parte del de otro-Felipe IV-; y luego de la consideración siquiera de potencia europea… pero eso no hasta ¡¡1800!!, por lo menos. En el siglo XVIII, éramos todavía una potencia más que respetable y con el imperio americano bastante mejor controlado que en el XVII y parte del XVI.

    Luego hay una crisis económica fortísima que empieza en tiempos del “gran” Felipe II, sobre 1590, en algunos lugares incluso antes, explota en 1620 y se prolonga hasta 1680… y empieza la recuperación en pleno reinado de Carlos II el inútil… tampoco encaja con la visión tradicional.

    Si queréis haré una entrada más a fondo sobre la decadencia, un profesor mío dice que es un invento de los británicos para jodernos… 😛

  10. 10 nacho78
    Jueves, 15 enero, 2009 en 13:16 pm

    Visto el anterior post, pues el mundo de Alatriste es exageradamente “decadente”, es cierto que se ambienta sobre 1630-40, lo peor de la depresión económica peninsular y el principio del declive militar, pero no estamos muertos ni somos cadáveres vivientes, eso es una lectura ventajista sabiendo lo que pasó después. Alatriste podía estar bien jodido pero cuando habla de Flandes por ejemplo dice bien claro que hay que irse de allí, pero no porque no se pueda ganar la guerra, ojo, sino porque los de Flandes no nos quieren allí y nos joderán por los siglos de los siglos hasta que tengamos que marcharnos.

    De hecho en su época ya nos habíamos “marchado” del Flandes del Norte, lo que hoy es Holanda, lo que conservábamos y conservamos hasta 1715 fueron los Países Bajos del Sur, la actual Bélgica, lo que pudo ser un error y un desastre financiero pero también luego los franceses, después de machacarnos en la década de 1640 (Rocroi, final de la película) quisieron jugar a lo mismo… y nada, no pudieron tampoco poner su pica en Flandes y conservarla mucho tiempo. También los echaron, de hecho les echamos nosotros mismos, con la ayuda de ingleses, holandeses y austríacos. Ojo con el mito del “gran” Luis XIV.

  11. 11 nacho78
    Jueves, 15 enero, 2009 en 13:21 pm

    Y Hole, creo que a lo que aludía tu profesor es al sistema económico que se suele llamar feudal y que siempre se asocia, sin que sea del todo exacto, con la Edad Media. De hecho parece que no se da hasta varios siglos después de caer el Imperio Romano, surgiría sobre los siglos IX al XI según los países y en algunos incluso más tarde. Queda un hueco grande entre la caída de Roma y eso ¿No? Los primeros 400 a 600 años de la Edad Media, los siglos V al X, a veces se llaman la Edad Oscura aunque probablemente sea injusto.

    Y sí, el sistema económico feudal se mantiene, aunque bastante transformado, hasta la Revolución Industrial y más allá, pero combinándose con el sistema capitalista posterior desde el siglo XV al menos y con el esclavista anterior hasta el XIX, según los países.

    Sistema económico feudal= el productor directo conserva el control de los medios de producción agrícolas o artesanales y cede una parte de su producto en forma de renta al propietario del medio de producción, el señor feudal, en la economía agraria, o le cede todo al maestro del gremio si es un pobre oficial, en la economía urbana, para luego introducir el producto en los circuitos comerciales que a su vez controla un tercer grupo, los comerciantes, que se lleva otra parte de la renta del trabajo, la diferencia entre lo que paga al artesano y lo que cobra al cliente final.

  12. 12 univerzee
    Jueves, 15 enero, 2009 en 20:03 pm

    Leido. Muy ameno nacho, me gusta ponertelo en minúsculas por aquello que decía el otro, que somos avatares, hasta el día que dejemos de serlo, no?. Al tema, he refrescado, la memoria, algunos recuerdos, como dicen los compis, escolares, que siempre viene bien tenerlos presentes. Recuerdo que “la decadencia” fue el tema que me cayó en el selectivo en la asignatura de Valenciano. Saqué muy buena nota, no diré porque, sólo diré que no recuerdo nada absolutamente de lo que alli quedó escrito.
    Me gustaría, no en una entrada sino en este hilo, que hablaras, me contaras, nos contaras, si lo sabes, a que se debió esa crisis economica tan fuerte que llevó todo a la basurilla y a España al furgón de cola, a los llamados tardios, los que llegarón tarde a la RIndustrial.
    Por cierto, visto que sois muy de cine, estaría bonito que apostillaras comentarios con peliculas interesantes de ver… mira tu por donde que Alatriste si me decis que la vea, la veo, pero es que me motiva tan poco.

  13. 13 nacho78
    Jueves, 15 enero, 2009 en 21:07 pm

    A ver España llegó tarde a la Revolución Industrial… según con quién se compare. Para cuando empezó aquí en serio, sobre 1880, tan sólo teníamos por delante en ese terreno a Inglaterra, Bélgica, Alemania, Estados Unidos, y Francia. No está tan mal, ¿no? Otro tema es que con eso no nos convirtiéramos en una potencia económica mundial, pero es que eso, no lo habíamos sido nunca.

    Fuimos una gran potencia militar ante todo y también cultural, así como un Estado con un desarrollo político hacia la centralización muy temprano e institucionalmente modélico, con una máquina burocrática excelente. Cuando estos aspectos institucionales, militares y culturales se empezaron a resquebrajar, entre 1590 y 1660, fue cuando empezó propiamente nuestra decadencia, de superpotencia a potencia sin más. Lo de pasar al furgón de cola vino realmente en los siglos XVIII y XIX pero a finales de este último ya estábamos remontando y en el siglo XX hemos vuelto a ser potencia europea.

    Luego entonces habría que hablar de 1) una gran CRISIS, en 1590-1660; luego de 2) un ESTANCAMIENTO motivado en gran parte por el limitado dinamismo del centro de España (1660-1840), más o menos; y por último de 3) un DESARROLLO DIFERENCIAL (1840-1930), donde la España-Castilla no acaba de tirar para alante y la periferia peninsular (Cataluña, País Vasco, Valencia, Asturias) se encuentra con el timón de la nave de España, que nunca antes había tenido, y no sabe muy bien qué hacer con él.Llama a Madrid y Madrid-Castilla está ocupada pensando y repensando lo guai u horrible, o las dos cosas a la vez que es ser decadentes y mesetarios (Generación del 98, Machado y cía.)

    Las colonias habían abandonado el barco hacía ya mucho, por entonces.

  14. 14 bombadilsnaga
    Jueves, 15 enero, 2009 en 22:02 pm

    Nacho, ¿ qué culpa tiene la Inquisición en el desprestigio posterior de España ? y por otra parte ser tan católicos, apostolicos etc, no nos hace quedarnos en el furgón de cola mientraas en Europa se unen al protestantismo.

  15. 15 nacho78
    Jueves, 15 enero, 2009 en 22:33 pm

    A la primera pregunta, sobre la Inquisición: mucha. Pero también es verdad que países como la Gran Bretaña, Francia y Holanda han tenido instituciones y prácticas no menos siniestras que la Inquisición y en cambio se han sabido vender mucho mejor.

    Lo segundo, lo del protestantismo vs catolicismo, es una tesis que formuló primero uno de los pensadores sobre la Historia (era sociólogo) más influyentes del siglo XX: el alemás MAX WEBER.
    Habló de “una ética protestante favorable al capitalismo” y luego ha tenido defensores y detractores, como siempre. EMO el análisis histórico del los países cuna del capitalismo industrial moderno (Inglaterra y Estados Unidos) le da la razón en parte. Pero al lado tenemos a países protestantes industrializados muy tardíamente, como Holanda, y a la muy católica Bélgica que se industrializa no mucho después de Gran Bretaña. La clave o no del desarrollo económico capitalista no es tan simple como piensan los weberianos extremistas.

    PERO… el catolicismo rampante, nos perjudicó a la hora de acabar en el furgón de cola??? Para la primera etapa que he propuesto, la de 1590-1660, clarísimamente. Ya para después, no lo tengo tan claro. Es que en España, y sobre todo en determinadas formas, lo que se observa más bien, volviendo a lo económico, es una mentalidad extraordinariamente conservadora, de vivir de las rentas y no invertir en las direcciones más arriesgadas, en los grupos sociales más influyentes y muy especialmente en los del Reino principal de la Monarquía, Castilla. España “No es país para capitalistas”, no lo fue hasta muy tardíamente. De hecho el Imperio Americano se gestionó con criterios más bien feudales que capitalistas y aunque se intentó revertir esto en la segunda mitad del siglo XVIII, ya fue imposible.

    Claro que,1) ¿es el capitalismo lo mejor del mundo? 2) Tanto nos cuesta admitir que España ha sido hasta hace poco un país ultracatólico y eso para bien o para mal era de lo poco que la mantenía cohesionada socialmente? Estas dos son para provocar.

  16. 16 holemacanan
    Viernes, 16 enero, 2009 en 9:38 am

    Sácame de mi error, Nacho. ¿No estaban mal vistos en la España de la época los trabajos manuales porque recordaban a los protestantes? ¿Y no tuvo que ser Carlos III el que promulgara una ley que permitía el trabajo manual, sin temor a que recordara a la religión protestante?
    Nacho, 1) para mí el capitalismo no es lo mejor del mundo: es un sistema injusto que perpetúa las desigualdades sociales. Los ricos son más ricos y los pobres más pobres. 2) ¿a qué precio ha mantenido la religión católica cohesionada España?

  17. 17 nacho78
    Viernes, 16 enero, 2009 en 13:24 pm

    Que yo sepa Hole estaban mal vistos en España (y en toda Europa)porque no era propio del caballero o del noble ensuciarse las manos con su trabajo, y eso no empieza a cambiar en toda Europa hasta finales del siglo XVII y el siglo XVIII. ¿Cuál era la clase dominante en España y en la mayor parte de Europa en la Edad Moderna? ¿Quiénes marcaban lo que era fashion y lo que no? Los nobles. Y en España para colmo eran alrededor del 8-10!!! por ciento de la población, aunque no todos fueran Duques de Alba o similares.

    ¿A qué precio ha mantenido la religión católica cohesionada a España? EMO, a un precio alto en los siglos XV y XVI (la Inquisición cuando iba a saco); a un precio bajo en los siglos XVII y XVIII (no creo que se deba principalmente a ella el atraso económico de España); a un coste casi insoportable en el XIX (Guerras Carlistas, dos formas de entender el catolicismo entre otras cosas); y definitivamente ya no fue posible mantener la cohesión en el siglo XX y nos vamos a la Guerra Civil y la represión posterior, que ya sí que es un precio que no nos podíamos permitir, la duda es si lo hubiéramos podido evitar.

  18. 18 Luke Cage
    Viernes, 16 enero, 2009 en 15:39 pm

    Te leo siempre Nacho, no te preocupes, lo que pasa que falta tiempo para escribir comentarios…
    De los hechos históricos que expones todo claro como el agua, gracias.
    De Alatriste, no es tan ventajista, ten en cuenta que aunque esté ambientada en esa época está narrada con posterioridad por su protegido Iñigo, que cuenta los hechos con la perspectiva histórica que da el paso del tiempo realmente son sus reflexiones a toro pasado no las de Alatriste, en lo de la calidad literaria no me meto que con Hole después del entradón de Lorca pocas bromas, es un tio serio.

  19. 19 nacho78
    Viernes, 16 enero, 2009 en 16:24 pm

    Vale Luke, totalmente correcto lo de Alatriste. Gracias por la confianza que me das como historiador, pero realmente no soy más que un recién licenciado, así que advierto que: ni tengo respuestas para todas las preguntas ni las respuestas que doy están dadas como admitidas. Otro historiador te podría contar los hechos de forma muy diferente, y al final siempre recomiendo acudir directamente a los libros, al menos a los mejores libros… aunque admito que son muy duros de leer para el público.

  20. 20 Luke Cage
    Viernes, 16 enero, 2009 en 16:28 pm

    Lo malo es que te tienes que leer, como mínimo, tres libros sobre el mismo tema para tener una visión medianamente global del tema, ya sabes que dependiendo de la ideología, en si se centran más en un aspecto u otro, en el enfoque cada uno te cuanta una cosa que no es la misma. Creo que tu das una versión bastante aseptica o dices que hay varias teorías con lo que con cada post me ahorras tres libros, crack, que eres un crack.

  21. 21 Luke Cage
    Viernes, 16 enero, 2009 en 16:30 pm

    Por cierto fuera de este tema.
    La liga del SuperManager de Nosolofutbol es Nosolobasket?
    Puedo reengancharme para la segunda vuelta?

  22. 22 holemacanan
    Viernes, 16 enero, 2009 en 16:43 pm

    Luke, me alegra que me consideres un tío serio, pero nada más lejos de la realidad… Me va más el cachondeo que a un tonto un lapicero. Jejejejejejeje.
    Un saludo, cracks.

  23. 23 Luke Cage
    Viernes, 16 enero, 2009 en 16:51 pm

    Lo de serio va, única y exclusivamente, porque en literatura me parece que tienes un concepto más profundo que yo, por ejemplo, de lo que es bueno o no, porque creo que tienes más lecturas a tus costillas. Lo del gusto por el cachondeo se lo supongo a todos.

  24. 24 holemacanan
    Viernes, 16 enero, 2009 en 17:42 pm

    No os equivoquéis. La literatura no es una ciencia exacta y, por lo tanto, el que ha leído más no tiene por qué ser el que más sabe. Y es tan válida la opinión de alguien que no ha leído como la de un catedrático de literatura que lo ha leído todo.
    Para mí, Alatriste es una obra sin calidad literaria (de hecho, no me gusta nada de lo que he leído de Pérez Reverte). Repito, para mí, EMO, según mi criterio. Y esto supone que no tengo por qué tener la razón. Y eso es lo bonito de la literatura (del arte en general) que hace que se convierta en maravilloso.
    Aunque parezca un contrasentido, todas las opiniones en literatura son “EMO”.

  25. 25 analia
    Lunes, 13 abril, 2009 en 14:18 pm

    bue buena
    información jaja pero que sea un poco masas explicativa.
    Y bueno me agrado esta información asta pronto chauu…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 522,051 visitas
enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: