11
Feb
09

EEUU HACIA SU 98: EL FIN DE LA ILUSIÓN

En esta entrada voy a intentar recoger cosas, información, de las entradas anteriores y sumarlas a lo que he aprendido con mis últimas lecturas antes de, la próxima semana, meterme ya de lleno en el siglo XX; que alguno de los sufridos lectores de esta serie tendrá ya ganas (Rayuelo??).

El título viene a cuento de un proceso algo similar al que se produjo en España entre 1868 (la Revolución Gloriosa que derrocó a Isabel II y pretendió democratizar el país) y 1898 (la pérdida de nuestras últimas colonias, las primeras críticas al sistema político liberal con el turno de partidos, y el inicio de una visión decadente y desesperanzada de nuestro país).

En Estados Unidos la victoria de la Unión en la Guerra Civil de 1861-1865 había provocado un clima de euforia entre los vencedores, convencidos de que podrían extender la civilización y la verdadera libertad que creían representar a toda la nación norteamericana e incluso, más allá. Ya hemos visto que esta pretensión de ninguna forma se logró en el Sur, donde los blancos redujeron a los negros a ciudadanos de segunda clase entre 1877 y 1890.

Tampoco el Oeste cubrió del todo las expectativas creadas: permitió una gran expansión geográfica y demográfica del país, pero con espíritu de  salvajismo, contra los indios (los supuestos “salvajes”) desde luego (recluidos en pequeñas reservas y obligados a “civilizarse”), pero también contra la propia naturaleza: destrucción masiva de bosques, agotamiento de un suelo muy sensible a la erosión en las Grandes Llanuras por su uso demasiado intensivo; la matanza y extinción de varios millones de búfalos para que” pasara el tren” (y arrebatar a los indios su cultura ancestral); la explotación rápida de los mejores filones de las minas por los más afortunados, después de lo cual las condiciones de vida y trabajo se endurecían enormemente. Estos daños al medio ambiente pasarían factura muy pronto y obligarían a abandonar numerosos lugares por inhabitables.

Así, en un tiempo record la frontera se había completado: en 1893 el mapa actual de los EEUU ya estaba casi configurado, el Pacífico, el Noroeste y el Sudoeste consolidados, y el sueño americano parecía desvanecerse en medio de las profundas injusticias sociales, de las estafas, la corrupción administrativa, las luchas sindicales… para colmo ese mismo año 1893 se produjo un Pánico en el sistema financiero que arruinó numerosas empresas y llevó a la primera crisis económica grave de la historia norteamericana.

La gente, encolerizada, buscó culpables: al principio, en los más cercanos: por ejemplo en el Sur estos fueron años terribles para las víctimas más fáciles, los negros, con 188 linchamientos de media al año. Aunque poco a poco esta región comenzaba a industrializarse (a costa de aceptar salarios mucho más bajos que en el Norte) seguía siendo todavía mayoritariamente agrícola y pobre en alimentos, pues las cosechas básicas eran las de toda la vida: algodón y tabaco, cada vez vendibles a más bajo precio y que no daban nada para llevarse a la boca.

Otro foco de tensión fueron las ciudades industriales, donde los sindicatos eran cada vez más fuertes pese a la represión que sufría y hasta empezaba a infiltrarse, con éxito, la propaganda socialista. Un panorama semejante nos encontramos en las líneas de ferrocarril que seguían construyéndose, muchas veces sin ton ni son y a ritmo especulativo. La preocupación popular por los “magnates ladrones”, la tiranía de las grandes empresas o sus uniones (trusts), y la corrupción o simplemente ausencia del poder público, federal o estatal, completamente implicado en el boom económico, empieza a aparecer también hacia 1890.

Pero, en las altas esferas, en Washington o Nueva York, los políticos, como los de la Restauración española, parecían estar “a otra cosa”. Su única preocupación era ganar la siguiente elección, lo que cada vez resultaba más complicado por la recuperación y posterior dominio en el Sur del Partido Demócrata, tras la posguerra, y los estrechísimos márgenes de voto que daban la presidencia. Llegó a funcionar un sistema electoral en el que con los Estados del Norte adjudicados a los Republicanos y los del Sur a los Demócratas, tres Estados centrales decidían cada elección: Nueva York., Indiana y Ohio. En las 5 elecciones entre 1876 y 1892, 16 de los 20 candidatos de los tickets electorales procedían de alguno de estos Estados.

Todos los candidatos republicanos eran como mínimo héroes de guerra o por lo menos habían luchado en el Ejército de la Unión durante la Guerra; y todos los demócratas recurrían al manido argumento del militarismo del Norte, de su “republicanismo negro” y de su corrupción política. Precisamente bajo este argumento logró en 1884 la presidencia el Primer Presidente Demócrata post-Guerra Civil, Grover Cleveland, que se había labrado en New York fama de incorruptible.

Es decir, que mientras la sociedad cambiaba y los problemas políticos centrales también, la clase política seguía aferrada a un discurso ya desfasado, y ello le pasaría factura. Cleveland perdió la elección de 1888 porque su contrincante encontró una demanda popular y respondió a ella: prometió un aumento de las tarifas aduaneras para proteger la economía nacional al borde de la crisis y lo cumplió.

 Pero signo de la fragilidad del sistema es que el derrotado Cleveland volvió a presentarse en 1892 y consiguió volver a ganar, caso único en la historia de EEUU. Las elecciones estaban en el filo de la navaja: en 1876 un escándalo similar al Bush-Gore de 2000 se produjo al dar los Gobernadores Republicanos la victoria en tres estados decisivos a su candidato Hayes. A punto estuvo de producirse una nueva secesión.

 Más violencia: la elección de 1880 se ganó por diez mil votos sobre un censo electoral de 9 millones, y el Presidente elegido fue asesinado poco después por un funcionario que con el cambio consiguiente de clientelas  perdía su puesto de trabajo; y las demás elecciones de esta época fueron similares, con Nueva York como el estado estrella que decidía quién ocupaba la Casa Blanca.

Para la gente que vivía a miles de kilómetros de Washington, este estancamiento de la política en luchas mezquinas y políticos sin altura de miras empezaba a ser también desilusionante: estaban preparados para ser captados por nuevas fuerzas. En las grandes ciudades del Este del país, un movimiento reformista dentro del Partido Republicano estaba empezando a corroer la solidez de éste.

Una nueva generación sin raíces guerracivilistas, muy crítica con el pasado, se preparaba para irrumpir en escena con nuevas ilusiones que ofrecer a los ciudadanos, entre ellas una política exterior más agresiva que en 1898 llevaría al incidente del Maine, la guerra con España y la adquisición de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. Todo eso ya tocará tratarlo en la próxima entrada.

Anuncios

7 Responses to “EEUU HACIA SU 98: EL FIN DE LA ILUSIÓN”


  1. 1 gasolforever
    Miércoles, 11 febrero, 2009 en 23:30 pm

    pues si que llevan años enfrentados Republicanos con Demócratas, no imaginaba hasta que punto, gracias Nacho.

  2. 2 nacho78
    Jueves, 12 febrero, 2009 en 8:16 am

    Sí Gasol es curioso pero entonces el partido que era más progresista era el Republicano, y el Conservador el Demócrata; ahora parece que se han invertido los papeles, y lo veremos en próximas entradas. Influyó mucho un personaje del que habrá que hablar, Franklin D. Roosevelt, lo más parecido a un presidente socialdemócrata que ha tenido EEUU.

  3. 3 perrdi
    Jueves, 12 febrero, 2009 en 14:47 pm

    Actualmente conocemos las diferencias entre Republicanos y Democratas, pero que diferencias tenian los dos partidos a finales del Siglo XIX aparte de las que apuntas en la entrada y en tu ultimo comentario Nacho?

  4. 4 nacho78
    Jueves, 12 febrero, 2009 en 15:06 pm

    Que unos presumían de haber conducido al bando vencedor en la lucha por la libertad de la Guerra Civil (Republicanos) y podían reclutar a todos los héroes militares que quisieran; y otros insistían en que la Guerra pudo haberse evitado, que los negros eran un estorbo para el desarrollo nacional y la verdadera democracia; que detrás de los Reps no había más que hombres de negocios corruptos y funcionarios caros, ineficaces (y si eran negros ni te cuento)y más corruptos y que YANKEES GO HOME.

    Yankee=estadounidense del Norte. El Partido Republicano era el Partido del Norte, donde arrasaba en general, excepto los tres disputadísimos Estados de Nueva York, Indiana y Ohio, donde por otra parte los Reps estaban divididos en facciones (siempre lo estuvieron, los dos partidos) y los Demócratas iban con otro mensaje, menos “anti” y más institucional. El Partido Demócrata desde que las tropas de la Unión se retiraron de la antigua Confederación, fue el Partido del Sur y gradualmente cada vez más, sobre todo cuando se consiguió suprimir el voto negro.

    Y en medio de todo esto, ¿el Oeste? California solía votar republicano, el resto o estaba todavía sin organizar como Estado (por falta del mínimo de población asentada) o tenía demasiados pocos votos electorales (se asignan en función de población) como para influir mucho en la elección presidencial (y por tanto poca campaña se hacía allí)

    Esto tenía que cambiar porque la retórica de la Guerra Civil todos sabemos que llegado un momento se agota… pero ahí me he quedado.

  5. 5 bombadilsnaga
    Miércoles, 18 febrero, 2009 en 11:06 am

    y yo suscribo lo dicho por Uni, Harry , Hole y Luke.

    Te vuelvo a decir lo del anterior, hay temas que son más proclives a controversia y otros que no. El tema EEUU pues….

  6. 6 Carliee
    Miércoles, 22 abril, 2009 en 22:07 pm

    http://video.google.com/videoplay?docid=-2448268688717262589

    http://www.tu.tv/videos/coches-del-futuro

    Nacho, aqui tb te dejo los enlaces, que he dejado en el apartado NBA de Uni, como te decía, me gustaría saber que viabilidad le ves a ésta energía y que opinión te merece esta nueva revolucion mundial que nos depara el hidrogeno, saludos. Echale un vistazo cuando disponga de tiempo libre, son muy interesantes EMO.

  7. 7 Carliee
    Miércoles, 22 abril, 2009 en 22:09 pm

    Si dispones de tiempo y te gusta el tema, no estaría mal que hicieras una entrada sobre este tema, al menos a mi me apasiona la de posibilades que ofrece esta energía, por lo que parece bastantes realistas y cercanas en el tiempo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 522,068 visitas
febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

A %d blogueros les gusta esto: