22
May
09

CHAMPIONS LEAGUE: MEMORIA SENTIMENTAL DE UN BARCELONISTA, LAS FINALES

El F.C. Barcelona se enfrenta el próximo miércoles 27 de Mayo a su particular Everest: Ganar su tercera Copa de Europa como a mí me gusta llamarla, para completar un triplete (Liga, Copa del Rey y Champions League) nunca visto por estos lares. Es pues la hora de igualar la estadística de victorias, dos, con la de derrotas, tres, en las finales de esta competición que ha disputado. A continuación una pequeña historia, reconozco que desde el punto de vista de un barcelonista, de sus finales en esta competición.

1961 Benfica 3-2 FC Barcelona “La final de los postes cuadrados”

Obviamente no tengo ningún recuerdo ni sentimental ni no sentimental sobre esta final, faltaban muchos años para que yo naciera, ciertamente una delantera como Kubala, Kocsis, Evaristo, Suárez (El mejor centrocampista español hasta Xavi) y Czibor merecía una Copa de Europa y más después de haber eliminado al gran Real Madrid de Di Stéfano en octavos de final, pero los postes, hasta cuatro en el último partido en el que los postes fueron cuadrados, la mala suerte de dos goles en propia puerta y un equipazo como dicen que era el Benfica del entrenador Bela Guttman (El de la maldición “Sin mí, el Benfica no volverá a ganar una final europea”, todavía vigente) lo impidieron. Habría que esperar 25 años para volver a otra final.

Benfica: Costa, Pereira, Joao, Germano, Angelo, Neto, Cruz, Augusto, Santana, Aguas, Coluna, Cavern.

FC Barcelona: Ramallets, Foncho, Gensana, Gracia, Verges, Garay, Kubala, Kocsis, Evaristo, Suarez, Czibor.

 http://www.rtve.es/mediateca/videos/20090119/final-copa-europa-1961/508300.shtml

1986 Steaua 0-0 FC Barcelona “La peor noche europea”

Lo peor ya había pasado, el Oporto en octavos y la Juve en cuartos habían caído contra el propio Barça, el Goteborg con muchas dificultades también y el Bayern de Munich y el Anderlecht habían muerto por la otra parte del cuadro, solo quedaba el Steaua de Bucarest ¿Y quién era el Steaua?¿Quién es aún hoy? Yo no me acuerdo de mucho, gracias a Dios, recuerdo los penaltis seguramente por las veces que he visto como se fallaron una y otra vez por los jugadores del Barcelona con motivo de aniversarios o nuevas finales. Dicen que el partido fue malo y el Barça conservador. También recuerdo como los mayores hablaban de Urruti había sido el mejor de su equipo en Sevilla a pesar de saber que al año siguiente sería sustituido por Zubizarreta en la meta. Mejor no remover mucho los malos recuerdos.

Steaua Bucurest Ducadam; Iovan, Belodedici, Bumbescu, Barbulescu; Balint, Balan, Boloni, Majearu; Lacatus, Piturca

 FC Barcelona: Urruti; Gerardo, Migueli, Alexanco, Julio Alberto; Víctor, Marcos, Schuster, Pedraza; Archibald, Carrasco

1992 Sampdoria 0-1 FC Barcelona “El éxtasis”

Había costado pero por fin había oportunidad de resarcir la nefasta noche de Sevilla, a trancas y barrancas Cruyff había consolidado su proyecto, salvado en 1989 con una Copa del Rey ganada en Valencia al Madrid y en 1990 una Recopa ganada claramente precisamente a la Sampdoria. En 1991 había llegado la ansiada Liga en una demostración de autoridad del Barcelona que no volvería a tener en toda la etapa del Dream Team. La Liga parecía perdida en manos del Real Madrid de la Quinta que había sido reactivado, primero por Antic y luego, injustamente, por Beenhaker, después del fracaso del año postmundialista (Luego llegaría la primera liga de Tenerife). Con el precedente de la final de Recopa antes mencionada se presentaban en el mítico Wembley dos equipos que habían crecido mucho desde la última vez que se habían enfrentado. En el Barça había aparecido desde entonces un delantero búlgaro explosivo en su juego y en su carácter llamado Stoitckov Bota de Oro junto con Hugo Sánchez con 38 goles, y que había dado a Cruyff el matador rápido y eficaz que necesitaba el equipo y un joven esmirriado que parecía un estudiante de primer año de universidad puesto en medio de un campo de fútbol llamado Guardiola y que se reveló como el mejor jugador joven de Europa. La Sampdoria contaba con una delantera temible Vialli, un toro con aire de adormilado y Mancini un fantasista nunca bien comprendido, detrás Vierchowood, eterno, y Katanec, solidez, todos dirigidos por el hombre del “Fútbol es fútbol y gol es gol” Vujadin Boskov en el último sprint de su carrera. Ganar era terreno ignoto, había confianza pero no excesiva. El partido estuvo dominado por el miedo a perder de los dos equipos y siempre tuve la sensación de que la Sampdoria hizo más por ganar o por lo menos tuvo las ocasiones más claras, sobre todo recuerdo una del calvo Lombardo que me levantó del sofá, sin embargo en el minuto 111 de la final llegó el momento, falta al borde del área a Eusebio, Koeman que coloca el balón, ha metido decenas de goles desde esa distancia con su disparo terrorífico, Pagliuca ha colocado una barrera con muchos hombres es difícil superarla pero también es difícil para él ver el balón si este supera la barrera es gol, Koeman corre hacia el balón, Bakero bloquea a la barrera, el balón a la esquina derecha de Pagliuca que, efectivamente reacciona tarde, llega el éxtasis, las carreras por el pasillo de casa gritando gol, las vecinas asomándose para ver de donde provenía ese sonido gutural, casi salvaje, la posterior afonía, las lágrimas asomando. Recuerdo que luego salió Alexanco para cerrar el juego aéreo, que Cruyff hizo un gesto cortándose el cuello con su dedo para decir a la gente que el partido estaba acabado y que el FC Barcelona era, por fin, Campeón de Europa.

Sampdoria: Pagliuca, Mannini, Lanna, Vierchowod, Katanec, Lombardo, Pari, Toninho Cerezo, Bonetti, Vialli y Mancini.

FC Barcelona: Zubizarreta, Nando, Ferrer, Koeman, Juan Carlos, Bakero, Laudrup, Guardiola, Eusebio, Stoichkov y Julio Salinas.

1994 AC Milan 4-0 FC Barcelona “La debacle”

Durante los años 90 una pregunta flotó en el ambiente futbolístico sin aparente respuesta ¿Qué pasaría si, los dos mejores equipos del mundo en aquel entonces, el F.C. Barcelona y el AC Milan se entrentaran en un partido? La duda se resolvió en Atenas en el año 1994 y en el mejor escenario posible: La final de la Copa de Europa. Allí se presentaron un Barça que parecía pletórico después de haber ganado su cuarta Liga consecutiva con todas sus estrellas a pleno rendimiento, con un poker de ases inigualable en aquel entonces: Koeman, Laudrup, Stoichkov y Romario, este último la guinda del pastel que tuvo su culminación con el 5-0 que le inflingió al Real Madrid cola de vaca a Alkorta incluida. Además un ya asentado Guardiola en el campo, al mando de las operaciones, Zubizarreta guardando la portería, Nadal que se había revelado en Belfast con la selección como un central de campanillas en un partido inolvidable, un nuevo lateral izquierdo que Cruyff se había sacado de la manga una desagradable noche turca: Sergi y los Bakero, Begiristain, Ferrer, Amor… de siempre. Enfrente un Milan que parecía mucho menos temible que a finales de los ochenta, cuando había aniquilado al Real Madrid de la Quinta del Buitre, el de los tres holandeses (Van Basten, el mejor delantero que hayan visto mis ojos, Gullit y Rijkaard) que habían desaparecido del mapa y a los que habían sustituido los mucho menos glamourosos Desailly, Boban y Savicevic. Sacchi, el hombre que cambió el fútbol para siempre, también había emigrado, rumbo a la selección de Italia subcampeona del mundo ese mismo año y al que había sustituido, por fin, Fabio Capello, después de que Berlusconi probara con muchos otros técnicos, grandes o mediocres, y además no contaban para la final con su gran capitán, el mejor central del mundo y director de su mítica defensa, Franco Baresi aunque quedaban el bello Maldini y el feo Tassotti el hombre que más amargó a toda la España futbolera durante ese año. Todo estaba a favor y… luego llegó la debacle, puede que fuera el relajamiento por la liga conseguida otra vez en el último instante frente al SuperDepor o la polémica que suscito que Laudrup se quedara fuera de la convocatoria (Con su posterior marcha al Real Madrid) o un exceso de confianza pero el caso es que el Barça estuvo destensado y fuera del partido desde el principio fue superado en todo momento por el Milan que no le dejó hacer su fútbol de toque y fantasía y aprovechó todas sus ocasiones para machacar al contrario sin compasión con Savicevic y Massaro como puntas de lanza, pocas veces he sentido tanta impotencia como cuando Desailly marcó el cuarto gol, nadie pudo cambiar el rumbo de una barco que iba hacia la tormenta perfecta. La imagen de Stoitchkov y Romario caminando hacia el vestuario mientras el Milan levantaba la Copa, además de poner de manifiesto su mala educación, simbolizaba el final de una época gloriosa al que, en parte, Cruyff había colaborado con su cambio de sistema y la inclusión de Romario, se había llegado al final del Dream Team.

AC Milan: Rossi, Tassotti, Panucci, Maldini, Galli, Desailly, Albertini, Donadoni, Boban, Savicevic, Massaro.

FC Barcelona: Zubizarreta, Ferrer, Koeman, Nadal, Sergi, Guardiola, Bakero, Amor, Begiristain, Romario, Stoitchkov.

 2006 Arsenal 1-2 FC Barcelona “Se busca sustituto para héroe”

El gol de Koeman empezaba a quedar muy lejos, 14 años después el Barcelona lo había intentado con Cruyff, Romario, Van Gaal, Rivaldo, Figo, Rexach, Luis Enrique Rijkaard y Ronaldinho, desde la parcela técnica y desde el campo el objetivo no se había cumplido. El año anterior pese a presentar uno de los mejores juegos de Europa frente al Chelsea se demostró que al equipo le faltaba un punto de madurez y de calidad para ser verdaderamente competitivos en Europa. Este año con los fichajes de Larson y Van Bommel y una mayor experiencia del resto parecía el definitivo. La obra de Rijkaard, improbable entrenador del Barça, estaba en su apogeo, Ronaldinho reinaba sin discusión en el mundo futbolístico y el equipo hacía un fútbol eficaz, sin la espectacularidad del año anterior pero con más competitividad, menos inocente, con más atención al otro fútbol, como se demostró en la eliminatoria con el gran rival de estos años el Chelsea de Mourinho. Se presentó el Barcelona con la baja de la gran revelación de la temporada Messi, fulgurante aparición, y con el cartel de favorito ante un equipo de los que siempre está en Europa pero nunca remata: El Arsenal, en los ingleses destacaban un hijo, esperemos pródigo, de Can Barça Cesc Fábregas y un delantero que, en esos momentos, estaba entre los tres mejores del mundo, Thierry Henry. Los gunners en una participación para mí sorprendente, habiendo eliminado incluso al Real Madrid, se presentaron en la final. El partido en principio respondió al guión previsto el Barça dominando sin ocasiones y el Arsenal picoteando con certeza y haciendo de Valdés la última esperanza culé, hasta que Giuly se quedó solo ante Lehmann que no tuvo otra más que derribarlo, fue expulsado. Con un hombre menos el Arsenal se cerró aún más pero en una de las escasas incursiones en terreno del Barça una falta inexistente un gran lanzamiento de Henry, la debilidad endémica azulgrana en este tipo de jugadas y un cabezazo canónico de Campbell pusieron el ay en mi boca y el 1-0 en el marcador, a pensar en la caseta. La segunda parte fue un asedio Barcelonista, una vez enmendado el gran fallo de Rijkaard (Al contrario que Cruyff contra el Milan) cambiando a Van Bommel que nunca se creyó titular en la final por Iniesta que nunca creyó que se quedaría en el banquillo, también entraron Belleti y Larson, los tres sustitutos fueron fundamentales en la remontada Iniesta reactivando el juego, Larson asistiendo a Eto’o en el primer gol y Belleti, ay mi, nuestro Belleti, marcando el gol de la victoria, caótico lateral derecho e impensable héroe de esa noche parisina, sucesor de Koeman, París bien vale una Copa, por fin la segunda, qué feliz me hiciste, siempre te querré.

Arsenal: Lehmann, Eboué, Touré, Campbell, Cole, Cesc, Gilberto Siva, Pires, Ljumberg, Henry, Hleb.

FC Barcelona: Valdés, Oleguer, Puyol, Márquez, Van Bronckhorst, Edmilson, Van Bommel, Deco, Giuly, Eto’o, Ronaldinho.  

El miércoles 27 de mayo de 2009 se escribirá ante el Manchester United en Roma y en Nosolufutbol una nueva página de esta historia inacabada, ya lo haremos entre todos barcelonistas, madridistas, atléticos, neutrales, esperemos que en cualquier caso triunfe el fútbol y en caso de empate a méritos el Barcelona 🙂

Anuncios

4 Responses to “CHAMPIONS LEAGUE: MEMORIA SENTIMENTAL DE UN BARCELONISTA, LAS FINALES”


  1. 1 lukecage
    Lunes, 25 mayo, 2009 en 8:51 am

    Se retira Maldini, uno de los más grandes. El lateral izquierdo del gran Milan, él y Roberto Carlos dignificaron un puesto como nadie lo habían hecho hasta entonces.

    http://www.marca.com/2009/05/24/futbol/futbol_internacional/calcio/1243173516.html

  2. 2 lukecage
    Lunes, 25 mayo, 2009 en 9:02 am

    Análisis de los jugadores de Manchester United por su excompañero Piqué.

    http://www.elpais.com/articulo/deportes/Nadie/Rooney/elpepudep/20090525elpepidep_4/Tes

  3. 3 lukecage
    Lunes, 25 mayo, 2009 en 9:58 am

    Un dato bastante preocupante es que el Manchester United no ha perdido ninguna final europea, entre ellas la final de la Recopa de 1991 frente al FC Barcelona.

    http://www.abc.es/20090525/deportes-futbol/finalista-infalible-20090525.html

  4. 4 lukecage
    Lunes, 25 mayo, 2009 en 15:07 pm

    Henry e Iniesta entrenan con el grupo y se confirma que jugarán el miércoles sin problemas.

    http://www.elconfidencial.com/cache/2009/05/25/deportes_76_iniesta_henry_entrenan_equipo_jugaran.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 523,319 visitas
mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: