13
Jul
10

MUNDIAL SUDÁFRICA 2010: FINAL. SOMOS LOS REYES DEL MUNDO.

Algo así podría haber exclamado Iker Casillas subido en lo alto del palco emulando a Leonardo Di Caprio en Titanic mientras levantaba la Copa del Mundo. Los jugadores españoles se podían sentir los reyes del mundo porque en este mundo del fútbol sí que lo serán durante los próximos 4 años. El sueño imposible de todos los españoles se hacía realidad en una fría noche sudáfricana.

Pero antes de disfrutar del plato más deseado del Mundial teníamos el aperitivo del 3º y 4º puesto, un partido tachado siempre de absurdo porque en los campeonatos de fútbol no se reparten medallas oficialmente a diferencia de la gran mayoría de los deportes. El papelón le tocó en esta ocasión a Alemania y Uruguay que, sin embargo, disputaron un encuentro muy atractivo para lo poco que había en juego. Muller adelantó a Alemania a los 18 minutos tras aprovechar un mal despeje de Muslera que le daría la bota de oro del Mundial pero Uruguay sólo tardo un par de minutos en empatar por medio de Cavani. Con el 1-1 se llegó al descanso pero no pasaría mucho tiempo tras la reanudación hasta otro golazo más de Forlán en este Mundial, otro grano de arena en la consecución del Balón de Oro del Mundial (otra nueva decisión absurda de la FIFA a la hora de dar premios aunque el Mundial de Forlán ha sido excelente). Lo malo para los uruguayos es que lo que conseguía Forlán lo regalaba Muslera con sus cantadas. Una de ellas en una salida a por uvas permitió a Janssen empatar. Otra jugada a balón parado en el minuto 82 la cabeceó Khedira para poner el 3-2 definitivo pese a que Forlán pudo forzar la prórroga en los últimos instantes. Sin embargo, su lanzamiento de falta se topó con el larguero y Alemania repite la 3ª plaza del pasado Mundial.

Domingo 11 de Julio de 2010. Llegaba el momento que todos los españoles llevaban esperando toda la vida, el sueño frustrado de muchas generaciones. España disputando la final del Mundial. El rival, Holanda, un eterno aspirante que estaba ante su 3ª oportunidad de lograr el título. Los nervios de los novatos en una Final quedan para otros porque España comenzaba como si fuera un partido más. Mandando y apareciendo con frecuencia por el área rival, con un Sergio Ramos presente por todas partes y que a punto estuvo de marcar el 1º gol en el minuto 4 pero su fenomenal cabezazo encontró la mano derecha de Stekelenburg. Como el panorama pintaba a que Holanda iba a sufrir el mismo calvario que Alemania, los hombres de Van Marwijk decidieron emular a la Naranja Mecánica. Pero no a la selección holandesa de los 70 sino a la película de Kubrick porque comenzaron a repartir estopa a diestro y siniestro a todo el que llevara la camiseta española. Ningún holandés se libraba de su papel de asesino nato pero destacaba Van Bommel, el leñero oficial del campeonato.

Aparte de recibir patadas, España se encontraba con la condescendencia de Howard Webb ante la violencia de Holanda. Resulta incomprensible que la patada karateka en el pecho de De Jong a Xabi Alonso, que hubiera firmado Bruce Lee, se quedara sólo en amarilla. Un arbitraje impropio de una final de Mundial, un árbitro que daba vía libre a Holanda a seguir repartiendo una y otra vez. Tanta cera impidió el juego español de toque y España era incapaz de dar 4 pases sin que el juego se interrumpiera ni de llegar a la portería contraria. En cambio, la oranje iba cogiendo confianza y se acercaba más a los dominios de Casillas que tuvo que sacar una buena mano para desvíar un peligro tiro de Robben antes del descanso. Pero fue en el minuto 61 cuando llegó el momento de máxima tensión. Un balón largo le llega a Robben que se lanza como una flecha a un mano a mano con Casillas. Parecía gol cantado pero apareció de nuevo San Iker sacando el tiro del extremo con la pierna izquierda, ya nadie dudaba en ese momento de la fiabilidad de Casillas. Pero el susto se nos había metido en el cuerpo.

Del Bosque buscaba soluciones. Entró Navas por Pedrito y el extremo del Sevilla comenzó a sembrar el pánico por la derecha y a amargarle a Van Bronckhorst su noche de despedida. Volvieron las ocasiones. Heitinga le saca a Villa un tiro a bocajarro tras rectificar un mal despeje y Sergio Ramos cabecea alto en una jugada muy parecida a la de Puyol contra Alemania. Pero Robben volvería a aparecer superando a Puyol por velocidad, el defensa lo estorba jugándose la tarjeta roja y ayuda a que Iker llegue antes al balón que Robben que se desespera protestando al árbitro. Ironía que reclame cuando era el rival quien tenía más motivo de queja. El 0-0 no se rompía y la prórroga era inevitable.

Desde el comienzo del tiempo extra, España llegaba al área holandesa con mucha facilidad. Cesc, que había entrado por Xabi Alonso poco antes de acabar la 2ª parte, fue el protagonista de la más clara, calcada a la de Robben y que tuvo el mismo final, golpeando el balón en la pierna del portero. Se fue al limbo como otra ocasión más suya y otra más de Navas antes del final de la 1ª parte de la prórroga. La superioridad numérica llegaría, por fin, en el minuto 109 cuando una falta de Heitinga le acarreó la 2ª tarjeta amarilla. Justicia, Holanda no podía acabar con 10, pero la justicia no había llegado al marcador porque el gol no llegaba y el partido se iba a los temidos penaltis. Hasta que llegó el minuto 116.

Navas sacó el balón pegado a la banda derecha, el esférico acabó llegando a Torres, que había entrado por Villa 10 minutos antes, que centra. Desvía Mathijsen pero defectuosamente y Cesc se lleva el balón con el ojo puesto en el desmarque de Iniesta. Visto y hecho, pase que deja solo a Iniesta ante Stekelenburg, cruza el balón y ¡¡¡¡ GOOOOOOL !!!! Grito al unísono de jugadores, cuerpo técnico, personalidades y aficionados en general que sabían que era el gol que daba el Mundial. Los minutos restantes fueron una pequeña espera hasta poder estallar de júbilo y gritar a los cuatro vientos que España es CAMPEONA DEL MUNDO. El gol de Iniesta provocó la mayor explosión de alegría nunca vista antes en España y una locura colectiva que llevó a la gran mayoría de españoles a salir a las calles a celebrar el mayor logro del fútbol español. Colosal celebración como lo fue el recibimiento a un equipo que ha llegado a lo más alto teniendo siempre las ideas claras hasta el final. Un gran equipo, un gran entrenador y una gran afición. Todos se merecen este título. España está de fiesta.

Anuncios

2 Responses to “MUNDIAL SUDÁFRICA 2010: FINAL. SOMOS LOS REYES DEL MUNDO.”


  1. 1 nacho78
    Miércoles, 14 julio, 2010 en 1:47 am

    Y un gran seguimiento del Mundial el que has hecho. Muchas gracias, Perdi.

    ES-PA-ÑA!!!!

  2. 2 nacho78
    Miércoles, 14 julio, 2010 en 3:40 am

    El once ideal del Mundial según la FIFA, siguen las decisiones un tanto discutibles:

    Casillas; Sergio Ramos, Lucio (??????), Puyol, Lahm (!!!!); Xavi, Schweinsteiger, Iniesta, Sneijder; Villa y Forlán.

    Incomprensible la ausencia de Piqué y la presencia de Lahm, y discutible la elección de Schweinsteiger en vez de Müller u Ozil.

    Xavi Balón de Oro 2010 no??


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 522,068 visitas
julio 2010
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: