20
Mar
11

Estrenos fin de semana 18 de marzo de 2011: efectos post-torrente

Ya lo habíamos visto en otras ocasiones, pero este fin de semana es que la cosa ha cantado mucho: un estreno tan potente como lo fue la semana pasada el de Torrente provoca que pocas películas con posibilidades en taquilla se atrevan a competir con ella. Tendremos que esperar unas semanas a que lleguen Sucker Punch, Inside Job, La legión del águila, Caperucita roja, Thor, la última de Piratas del Caribe… Mientras tanto, este fin de semana nos conformamos con muchos estrenos no muy esperados. A ver si analizándolos un poco encontramos alguno interesante con el que calmar nuestra sed cinéfila.

La mitad de Óscar, de Manuel Martín Cuenca.

Óscar es guardia de seguridad en una salina. Tiene treinta años, vive solo y su existencia no pude ser más monótona y rutinaria. Cada día, cuando termina su turno, vuelve a casa y lo primero que hace es mirar el buzón, pero nunca llega la carta que espera. Un día la rutina se rompe: Óscar va a la residencia de ancianos donde está su abuelo, enfermo de Alzheimer y resulta que ha sido trasladado al hospital. Cuando la directora le anuncia que han avisado a su hermana, se queda petrificado porque hace dos años que no sabe nada de ella.

Os estaréis preguntado el por qué comienzo el repaso a los estrenos de la semana con esta coproducción entre España y Cuba, con pinta de poca cosa y con al parecer pocas pretensiones, habiendo como hay otras películas quizá más interesantes. La razón es simple: buscando información sobre ella he visto que el director es el mismo que hizo no hace mucho La flaqueza del bolchevique, que me pareció una gran película basada en una gran novela de Lorenzo Silva (recomendadas quedan ambas).

Sólo por esa razón ya me atrae ésta. A ver si hay suerte y no es un truño de los gordos. Sale Verónica Echegui, la Juani de la película de Bigas Luna, que poco a poco y sin hacer mucho ruido se está labrando una carrera interesante, y que será la protagonista de la próxima película de Iciar Bollaín, Vicky Sherpa.

Vidas pequeñas, de Enrique Gabriel.

Ya que estamos, seguimos con los estrenos españoles de la semana. Ahora nos encontramos con una película coral sobre un grupo de personas que convive durante unos días en un camping madrileño. El director no me resulta conocido, pero el reparto está muy bien, y eso es un punto a favor. Roberto Enríquez no es que me apasione como actor, pero ahí está. Ana Fernández es una pedazo de actriz que se dio a conocer por Solas, de Benito Zambrano (por cierto, ¿qué ha sido de Benito Zambrano?). Ángela Molina, Alicia Borrachero, Emilio Gutiérrez Caba…

El buen reparto a lo mejor se merece que le demos una oportunidad.

Operación Cométe, de Fernando Bernués y Mireia Gabilondo.

En plena II Guerra Mundial, en un pueblo a las faldas de los Pirineos que hace frontera con el suroeste de Francia, Navarra y Gipuzcoa, Irene Solaguren, la mujer del médico Manuel Larralde, ha recibido la propuesta de participar en una asociación clandestina que se está desarrollando en los Pirineos, en concreto, en la red Comette, para que los aviadores británicos caídos en el frente por Alemania, se recuperen y una vez cruzado los Pirineos, vuelvan nuevamente a Inglaterra.

Otro estreno español, el último de la semana, nos cuenta una historia poco conocida de la Segunda Guerra Mundial. La película forma parte de un proyecto más grande que incluye una serie de trece episodios para la ETB.

El rito, de Mikael Hafström.

Michael Kovak (Colin O’Donoghue) es un decepcionado seminarista norteamericano que decide asistir a un curso de exorcismos en el Vaticano, lo que hará que su fe se tambalee y tenga que enfrentarse a terribles fuerzas demoniacas. En Roma conocerá al Padre Lucas (Hopkins), un sacerdote poco ortodoxo que le enseñará el lado oscuro de la Fe…

La película está basada en una novela de Matt Baglio, que a su vez está basada en hechos reales.

Buscando información sobre el director (que, sinceramente, no me sonaba de nada), lo único que he podido ver es que nació en Suecia, hizo un par de pelis por allí y dio el salto a los EEUU, donde tampoco es que haya destacado mucho. Suyas son Sin control y 1408, las que a mí me suenan por lo menos, porque no las he visto… Pero tampoco parece un bagaje demasiado esperanzador.

Puntos a favor: pues que salen Anthony Hopkins y Rutger Hauer. Alice Braga es la sobrina de Sonia Braga, icono sexual de los de mi generación, y ha participado en Ciudad de Dios, A ciegas, Soy leyenda, Predators… entre otras; vamos, que se está labrando una carrera muy interesante en los EEUU.

Pero todo esto junto no hace que la película resulte interesante, por lo menos para mí… Es que de películas de exorcismos creo que hay ejemplos mejores que este.

Nunca me abandones, de Mark Romanek.

Kathy, Tommy y Ruth pasan su infancia en Hailsham, un internado inglés, aparentemente idílico, donde descubren un tenebroso e inquietante secreto sobre su futuro. Cuando abandonan el colegio y se aproximan al destino que les aguarda, el amor, los celos y la traición amenazan con separarlos.

¿Qué tenemos en esta película que nos pueda convencer para que vayamos a verla al cine? No será el director, que no me suena de nada. Pero está basada en una novela de Kazuo Ishiguro, el mismo de Lo que queda del día, y esto ya son palabras mayores. Aparte, vemos en el reparto a Carey Mulligan (An education, ésta va para estrella, si no lo es ya), Andrew Garfield (el nuevo Spiderman), Keira Knightley (ésta no necesita presentación) y Charlotte Rampling (ésta tampoco). Esto, y los toques de ciencia ficción, convierten a esta película en una de las más interesantes de la semana.

El mundo según Barney, de Richard J. Lewis.

Barney Panofsky (Giamatti), un viejo productor de televisión, aficionado a la bebida y fanático del hockey lleva una vida bastante caótica. Se ha casado tres veces, tiene un padre extravagante (Dustin Hoffman) y un amigo encantador (Scott Speedman).

La película está basada en una ¿aclamada? novela del escritor Mordecai Richler (ni idea de quién es). Salen Dustin Hoffman y Scott Speedman, que salía en Felicity, que era una de las series más ñoñas que jamás se han filmado, aunque yo lo recuerdo sobre todo por su papel en Mi vida sin mí, de Isabel Coixet (una gran película). Pero sobre todo es una película en la que sale Paul Giamatti, un actor de los grandes. Bueno, es que ya debería ser considerado de los grandes, porque es un actor como la copa de un pino. No es guapo, no es alto, no es rubio, está gordo, es feo, se le ve el cartón….. Todo lo que queráis, pero es de los mejores actores de la actualidad. Y sólo ese dato tiene que bastarnos para que vayamos a ver la película.

Se llevó el Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical, pero luego fue injustamente olvidado en las nominaciones a los oscar al mejor actor principal. Una de tantas injusticias que se han dado en los oscars de este año… Otra de las cuales podría ser, por ejemplo, el olvido gravísimo de Chris Nolan como mejor director. Pero esa es otra historia de la que ya hablamos en su momento…

Pues eso, Paul Giamatti. Ya está todo dicho.

The roommate, de Christian E. Christiansen.

Sara (Minka Kelly) decide compartir piso con una estudiante llamada Rebecca (Leighton Meester). Al principio todo va bien y la relación es de respeto mutuo; pero llega un momento en que la situación da un giro radical: la recién llegada empieza a involucrar a Sara en una serie de hechos muy turbios que pondrán en peligro su vida.

Voy a hacer mías las palabras de Frank Scheck en The Hollywood Reporter: “Inocente universitaria se muda con una compañera de piso psicópata. Ya conocen el resto”.

Hagamos caso, pues, a Frank Scheck y gastamos nuestros pocos dineros en otras cosas más estimulantes.

Misterios de Lisboa, de Raúl Ruiz.

En el siglo XIX, a través de un viaje de Portugal a Francia, Italia e incluso Brasil, asistimos a una vorágine de aventuras y escapadas, coincidencias y revelaciones, sentimientos y pasiones violentas, venganza, aventuras amorosas. En Lisboa, una ciudad llena de intrigas e identidades falsas, varios personajes están vinculados de una u otra manera al destino de Pedro da Silva, un huérfano que vive en un internado: el padre Dinis, un descendiente de aristócratas libertinos, que se convierte en héroe defensor de la justicia, una condesa enloquecida por los celos y sedienta de venganza, un próspero hombre de negocios que hizo fortuna como pirata sanguinario… Todos estos personajes tienen un interés común: averiguar la verdadera identidad de Pedro da Silva.

¿Un chileno dirigiendo una película en portugués? Pues sí. La película está basada en la novela de Camilo Castelo Branco, y se llevó el premio al mejor director en el último festival de San Sebastián. El argumento es atrayente, y parece una buena oportunidad de conocer un poco mejor la filmografía de nuestros vecinos portugueses. Ahora, para eso tienes que estar dispuesto a no moverte del cine durante ¡266 minutos!

Demasiado para mí. Me parece que lo que voy a hacer es leerme el libro y ya os contaré qué me ha parecido.

Gnomeo y Julieta, de Kelly Asbury.

Versión en plan gnomo de patio de la obra de teatro de Shakespeare, con figuritas de barro que cobran vida cuando no hay humanos delante como si de Toy Story se tratara…

Shakespeare se tiene que estar revolviendo en su tumba.

Hala, a ver cine y a comentarlo por aquí.

Anuncios

3 Responses to “Estrenos fin de semana 18 de marzo de 2011: efectos post-torrente”


  1. 1 nacho78
    Lunes, 21 marzo, 2011 en 2:44 am

    Pues los estrenos más interesantes me parecen NUNCA ME ABANDONES y EL MUNDO SEGÚN BARNEY. Coincido en la valoración de Paul Giamatti, es un actor que algún día ganará el Oscar, estoy seguro.

    Pero hoy me ha dado por EL RITO. Nada especial que aporte al género de exorcismos/endemoniados. Es un vehículo al servicio del lucimiento de Anthony Hopkins en uno de esos papeles que ha hecho a lo largo de su carrera, de tipo a medio camino entre la razón y la locura.

    Es más interesante LOS CHICOS ESTÁN BIEN, una de las candidatas al Oscar 2010. Como comedia no es nada especial, pero tiene unas muy buenas interpretaciones de Annette Bening y Julianne Moore, y también de Mark Ruffalo. Me recordó un poco en el estilo a JUNO: un asunto políticamente incorrecto (en este caso una familia encabezada por una pareja de lesbianas) que sirve de pretexto para tratar temas interesantes como lo maduros que realmente son los adultos en contraste con los adolescentes. Recomendable.

  2. 2 nacho78
    Martes, 22 marzo, 2011 en 5:34 am

    NUNCA ME ABANDONES tiene momentos emotivos y los actores hacen lo que pueden; pero no hay manera de que nos creamos la mezcla de triángulo amoroso y trasfondo de ciencia-ficción británica que propone esta película. Esta vez Kazuo Ishiguro no consiguió una buena adaptación de su novela, o quizás es el libro lo que falla; pero en fin, que la película es muy decepcionante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 522,837 visitas
marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: