28
Mar
11

LIGA ACB: JORNADA 27. CON LA AYUDA DEL VECINO MI PADRE MATÓ UN GORRINO.

Cuando las cosas no funcionan y no hay manera que se arreglen ni a tiros se agradece una mano amiga que te ayude a resolver el problema. No fue del todo así pero seguro que les pareció de esa forma a los jugadores de Gran Canaria. Ya antes de la jugada de autos, había una diferencia considerable en los tiros libres, 28 a 9. Vale que Gran Canaria jugaba mucho más por fuera que el Madrid y la defensa blanca durante casi media hora fue de chiste de Eugenio pero es un desequilibrio muy evidente. Sin embargo, hubiera pasado desapercibido si no fuera por esa última jugada en la que los árbitros se tragaron un buen palo de Felipe Reyes a Spencer Nelson en el último segundo cuando penetraba hacia canasta. El colofón a un día para olvidar para los blancos, cansado física y psicológicamente por la dura batalla que está librando en Euroliga ante Valencia Basket, sin encontrar la estabilidad tras la marcha de Messina, sin ofrecer garantías de juego y aparte la polémica arbitral. Mucho tiene que mejorar y rápido para que la temporada no se vaya al garete. No siempre se encontrará al vecino para matar al gorrino.

Real Madrid 74 – Gran Canaria 73: Se temía antes de comenzar que la mente de los madridistas estuviera más pendiente de los duros duelos que esperan en Valencia. Los temores se hicieron realidad. El Madrid salió sin ideas en ataque, perdiendo demasiados balones y a verlas venir en defensa. Una oportunidad que no podía dejar pasar un buen equipo como Gran Canaria (14-20, min 10) que pensó que la ocasión la pintan calva. El bombardeo de triples (anotó 7 de los 11 primeros que lanzó) al que le sometió al equipo blanco hizo revivir el fantasma del último encuentro contra el Valencia Basket y aumentar la mala leche que le iba entrando a la afición blanca (16-28, min 13). Y eso sin aparecer Carroll. El Madrid jugaba a tirones. Un par de triples de Prigioni, la brega de Felipe, alguna individualidad aislada pero todo muy deshilachado. La aparición final de Carroll (20 puntos) daba una ventaja cómoda a Gran Canaria al descanso (35-44, min 20) y el panorama no cambiaba tras la reanudación. Carroll seguía haciendo de las suyas, Xavi Rey se ponía morado a rebotear en ataque y el Madrid seguía sin carburar (45-55, min 26) así que Molin recurrió a la solución de urgencia. Que Llull disponga, otra vez moneda al aire. Cara cayó.

Llull (19 puntos) volvió loca a toda la defensa con sus penetraciones electrizantes, era el único recurso del Madrid pero le valió para remontar. La defensa espabiló a tiempo y cortó las vías de alimentación canarias, los blancos daban la vuelta al marcador (60-57, min 34) pero fue efímero porque en cuanto Gran Canaria colocó una zona el Madrid se agarró al triples sin acierto alguno. Carroll, a lo suyo, devolviendo la delantera al Gran Canaria. El Madrid aguantaba agónicamente, viviendo de Llull y los tiros libres que iba sacando Felipe Reyes (15 puntos, 7 rebotes, 8 faltas recibidas, 23 de valoración). Un triple de Suárez igualaba a 70 a falta de 1:14 pero Wallace aprovechó una puerta atrás tras un saque de banda para poner el 70-72. El americano comete la 5ª en la siguiente defensa, incapaz de frenar a un Felipe que ha recuperado su energía y vigor. El pivot cordobés anota los 2 tiros libres y vuelve la igualdad. Borovnjak saca una personal pero no es el más indicado para ir a la línea. Sólo anota el segundo, dos posesiones para decidir el encuentro. Como Llull había llevado al Madrid hasta aquí, él sería quien se la jugara. Penetró desde el poste alto, Carroll le ve pasar como si fuera el AVE y Llull anota una fácil bandeja, 74-73 y 16 segundos para el final. El Madrid comete la falta que queda para entrar en bonus a 8 segundos. El Gran Canaria había anotado sobre la bocina en los 3 anteriores cuartos, como para no tener pánico. Se esperaba a Carroll para el tiro final pero es Spencer Nelson quien penetra en busca del triunfo. Nelson se estampa contra Tomic y pierde el balón pero se lanza como un poseso sobre los árbitros pidiendo personal. ¿Qué pasó? Felipe le había pegado un buen estacazo en su entrada a canasta pero los árbitros ni se enteraron (¿o no quisieron enterarse?). Como sólo faltaba 1 segundo, no dio para más que 2 tiros libres que falló Suárez. El Madrid salva la victoria pero no da esperanzas.

Estudiantes 106 – Cai Zaragoza 89: Festival anotador en el 1º cuarto del Estu que se estaba dando una alegría poniéndose morado de cara al aro. Granger (15 puntos, 4 robos, 3 asistencias, 21 de valoración) ponía el ritmo frenético y Asselin (20 puntos, 6 rebotes, 21 de valoración) ejecutaba. El Cai seguía a duras penas la avalancha del Ramiro gracias a Aguilar (12 puntos, 7 rebotes) y Hettsheimeir (14 puntos) pero la entrada en escena de Germán Gabriel (18 puntos, 7 asistencias, 5 rebotes, 30 de valoración) fue tan fulgurante que amenazó con dar por terminado el partido. Una jugada dejaba clara la superioridad de Estudiantes. 3 triples fallados fueron seguidos por 3 rebotes ofensivos que permitieron a Jasen anotar al 4º intento (55-35, min 18). Brutal. El Cai tuvo al menos el valor de no dejarse ir. El equipo maño revivió a triple limpio. Quinteros (14 puntos, 7 asistencias, 18 de valoración) y Barlow rescataron al equipo maño al comienzo del 3º cuarto (59-50, min 23) aunque Granger y Asselin volvieron a aparecer para que la diferencia oscilara entre los 10-15 puntos. Sin embargo, el Cai tenía el día inspirado desde el triple y sobrevivía gracias a su brutal acierto. Una zona 2-3 ordenada por Abós y un 2-10 de parcial al comienzo del último cuarto puso el partido inesperadamente al rojo vivo (76-75, min 33) pero el Estu no perdió la calma. La figura de Jasen (17 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias, 21 de valoración) emergió para sacar a su equipo de posibles apuros hasta que Caner-Medley (14 puntos, 10 rebotes, 21 de valoración), desaparecido el resto del encuentro, hizo acto de aparición en el momento justo, en los últimos minutos, para sentenciar el encuentro y establecer el record de anotación de un equipo esta temporada. Los del Ramiro siguen soñando con los playoffs.

Valladolid 64 – Unicaja 78: El equipo pucelano empezó con más fuerza gracias al siempre voluntarioso Eulis Báez (10 puntos, 7 rebotes, 16 de valoración) en la zona, el acierto de Van Lacke (17 puntos, 5 faltas recibidas, 17 de valoración) y el punto de calma que le ponía Stanic al partido (33-27, min 17) pero Báez se hizo daño en el tobillo a mediados del 2º cuarto y fue como el comienzo del fin al dominio local. Fitch (17 puntos, 6 rebotes, 18 de valoración) descargó su metralleta para igualar al descanso y a partir de ahí Unicaja se hizo con el control. La defensa malagueña empezó a hacer estragos, a los bases del Valladolid se les fue la olla y las pérdidas de balón llegaban una tras otra. Freeland (15 puntos, 8 rebotes, 16 de valoración) empezó a sembrar el pánico ante el mermado juego interior local que sólo tenía a Slaughter para evitar la hemorragia interior y aunque le sobra voluntad y fuerza no fue suficiente. Sin embargo, fue Garbajosa quien sentenció el encuentro con un par de triples en el último cuarto. En ese momento, Valladolid sacó la banderita blanca y Freeland y Fitch se encargaron de cerrar el partido. Unicaja sigue su escalada y ya no ve lejos el 4º puesto que da ventaja campo en los playoffs. El equipo revelación sigue perdiendo gas y comienza a notar cercano el aliento de los perseguidores.

Manresa 64 – Barça 72: Manresa empezó respondón dominando los primeros minutos pero cuando el Barça se puso las pilas atrás comenzó a hacer estragos a un Manresa que comenzó a perder más balones de la cuenta, algo que los azulgrana no suelen perdonar. Tampoco fue el caso porque respondió a los errores locales con una lluvia de triples que parecía dejar el partido visto para sentencia (26-47, min 20). Ese pensamiento estuvo a punto de meter en problemas al Barça. Comenzó dormido el 3º cuarto y encajó un parcial de 13-0 que metía de lleno al Manresa en el partido, pero no fueron más allá. Ahí estaba Fran Vázquez (12 puntos, 8 rebotes, 17 de valoración) para contener al equipo manresano y su aportación fue crucial para evitar que Manresa pudiera dar un susto de última hora.

Menorca 76 – Baskonia 77: Al Baskonia se le presentó un partido perro en el campo del colista desde el inicio. Donaldson (20 puntos, 18 rebotes, 34 de valoración, MVP de la jornada) empezó a hacer de las suyas desde el principio aprovechando que Baskonia no contaba con Barac y que Batista definitivamente no es el de Fuenlabrada. El único que se salvaba de la poca lucidez en el tiro fue Teletovic (21 puntos, 4 asistencias, 3 rebotes, 24 de valoración) y que permitió que los de Ivanovic contuvieran en el marcador a Menorca. Sin embargo, un 10-0 en el 3º cuarto encendió todas las alarmas en el equipo vitoriano. No eran capaces de anotar con facilidad y Menorca se hacía con el control de la situación. Les salvó el tiro exterior, San Emeterio (12 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 17 de valoración) y Logan (18 puntos) aparecieron oportunamente para evitar que se marcharan los locales pero Donaldson estaba empeñado en que su exhibición sirviera para dar la victoria a su equipo (66-61, min 36). Tuvo que ser Teletovic quien cogiera el toro por los cuernos una vez más. Un triple a falta de 25 segundos puso el 74-74. Balón para Menorca que plantea un aclarado por el que se cuela Ciorciari para anotar una sencilla bandeja a falta de 2 segundos. El público local contaba ya con la victoria pero esto no se había acabado. Tras el tiempo muerto, el balón llega a Teletovic que se juega uno de sus triples inverosímiles. Y como es costumbre en estos tiros del bosnio, entra. Victoria in extremis y milagrosa del Baskonia que le da algo de respiro ante los perseguidores aunque las sensaciones no sean muy buenas antes de jugarse su futuro europeo en Tel Aviv. Al Menorca se le escapan muchas esperanzas de salvación con este triple milagroso.

Joventut 75 – Alicante 73: Los dos equipos dejaron claro desde el inicio que son dos conjuntos a los que les gusta imprimir velocidad en su juego, quizá demasiada. El Alicante se mostraba algo más asentado en el ataque estatico pero la Penya es incapaz de afrontar un cinco para cinco con calma. El partido transcurría con igualdad hasta que la versatilidad de Pere Tomás y los triples de Jelinek (17 puntos, 4 rebotes, 19 de valoración) abrieron una pequeña brecha en el marcador (37-28, min 19) ante un rival al que sólo le aguantaba la impresionante primera parte de Doellman (28 puntos, 7 rebotes, 31 de valoración) con 16 puntos en los primeros 20 minutos. Sin embargo, la ventaja se evaporó tras el descanso con un par de triples visitantes aunque la Penya mantenía la delantera gracias a un impresionante Pere Tomás (25 puntos, 5 rebotes, 6 faltas recibidas, 33 de valoración) que lleva una gran progresión desde hace un par de meses. Los verdinegros no consiguieron grandes diferencias porque eran una sucursal de perder balones, sobre todo un negado Josep Franch que no tenía el día. De hecho, lo raro es que con 23 pérdidas tuvieran opciones a ganar el partido. Ello mantuvo con vida al Alicante. Bueno, también un Doellman que se había convertido en una pesadilla. Jelinek mantuvo un bonito duelo con el estadounidense con sus triples pero un 0-8 coronado con otro triple de Doellman ponía un inquietante 69-73 a poco más de un minuto. A Jelinek le sobra descaro así que se jugó otro triple más sin dudar, como tampoco dudó el balón en entrar, 72-73 a falta de 51 segundos. El siguiente ataque de Alicante fue un desastre y terminó en resbalón de Andriuskevicius bajo el aro y pérdida de balón. El ataque de la Penya se lo juega Hosley sin suerte pero Trías (7 puntos, 13 rebotes, 4 asistencias, 21 de valoración) agarra el rebote a falta de 16 segundos y fuerza una personal. Sólo anota el 2º y parece que el último balón será visitante. No es así porque la presión tras saque de banda fuerza la pérdida de Alicante. Russell Robinson toma la responsabilidad de jugarse el tiro decisivo desde 4 metros y no falla. Con apenas 1 segundo, el triple a la desesperada de Doellman no tiene ninguna oportunidad de entrar. La Penya puede seguir apuntada a la cofradía del clavo ardiendo, aún los playoffs no están lejos.

Otros resultados: Bilbao Basket 85 – Granada 68, Valencia Basket 84 – Bruesa 75, Cajasol 72 – Fuenlabrada 77.

Sin cambios arriba, con Barça líder con 23-4, seguido de Real Madrid (21-6) y Valencia Basket (18-9). Cierran los puestos de playoffs, Unicaja y Fuenlabrada con 15-12. En descenso y cada vez con el agua tapándoles más, Granada y Menorca con 5-22.

Anuncios

1 Response to “LIGA ACB: JORNADA 27. CON LA AYUDA DEL VECINO MI PADRE MATÓ UN GORRINO.”


  1. 1 perrdi
    Martes, 29 marzo, 2011 de 14:18 pm

    Caner-Medley MVP de Marzo, logra el galardon por 2ª vez consecutiva. El Estu sigue soñando con los playoffs gracias a sus numeros.

    http://www.acb.com/redaccion.php?id=74981

    Messina podria volver a España la proxima temporada. Parece que Querejeta esta pensando en el como sustituto de Ivanovic en el Baskonia.

    http://www.marca.com/2011/03/29/baloncesto/acb/1301380655.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 531.591 visitas
marzo 2011
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: