29
May
11

CHAMPIONS LEAGUE: FINAL. WEMBLEY CORONA DE NUEVO AL BARÇA

En 1992, el Barça cambió su historia en Wembley cuando el gol de Koeman le dio su primera Copa de Europa al equipo azulgrana. Se habían acabado todas las frustraciones en una competición maldita que le había causado un complejo importante durante décadas. 19 años después, volvía al mismo escenario, aunque fuera completamente remozado, para conseguir su 4º título en la máxima competición continental ante el Manchester United de la misma forma que 2 años antes en Roma, con mucha superioridad y convirtiéndose en la bestia negra del equipo de Alex Ferguson, aquejado del síndrome de Poulidor en cada enfrentamiento contra el Barça. En cambio, este Barça de Guardiola se ha hecho un hueco por méritos propios en el lugar reservado a los equipos de leyenda, es el equipo que está marcando estos últimos años desde que Guardiola se hizo cargo de su equipo de toda la vida.

El Barça salía sin Puyol, que no estaba recuperado completamente y cedió su puesto a Abidal. El Manchester United, pese a que se pronosticaba que saldría con un planteamiento conservador, salió con toda la artillería y dispuesto a plantar cara. Comenzó con una fuerte presión que desconcertó al Barça, impreciso y algo nervioso durante los primeros 10 minutos. El tiempo que necesitaron los centrocampistas para afinar y comenzar su recital de pases y control del juego. Al cuarto de hora, llegó el primer aviso cuando Pedro falló en una posición forzada pero muy cercana a portería. Villa tendría las siguientes 2 oportunidades pero fue en el minuto 27 cuando Xavi, con todo el tiempo del mundo para pensar, encuentra el desmarque de Pedro y su pase es rematado por el canario, engañando a Van der Sar y poniendo el 1-0. El Barça ya tenía la Final donde quería, en situación para controlar a su antojo a base de tocar y tocar pero se encontró con un imprevisto. Mal saque de banda en su terreno de juego, el Manchester recupera e inicia la jugada con pases al primer toque que llegan a Giggs, ligeramente adelantado en fuera de juego, pero el banderín del juez de línea no se levanta. El galés pasa a Rooney que remata fuerte y a la escuadra. 1-1 inesperado y polémico, pero eso no desperó ni desanimó al Barça que siguió a lo suyo, dominando el juego y sólo unos centímetros evitaron que llegaran claras ocasiones de Pedro y Messi. Al descanso, igualdad en el marcador pero no en lo visto en el terreno de juego.

El Barça salió tras el descanso dispuesto a no dejar dudas de su clara superioridad y cuanto antes mejor. Fue echando hacia atrás a los Diablos Rojos desde la reanudación y Van der Sar tuvo que emplearse a fondo para sacar un peligroso disparo desde Alves en una de sus internadas desde la derecha. Sin embargo, en el minuto 53 le llega un balón a Messi que dispara desde fuera del área. Van der Sar, mal colocado, se tira tarde y el disparo seco del argentino entra por todo el centro. Fallo del portero holandés que costaba el 2-1 y la sensación que le sería tan fácil al equipo inglés levantarse del golpe. No pudo hacerlo, el Barça no le permitió ningún momento de respiro y lo encerró en su propio campo. El Barça controlaba el balón a placer hasta que le llegara a Messi que aceleraba la jugada, sembrando el pánico en la defensa rival. Las ocasiones llegaban con frecuencia, al igual que el nerviosismo del Manchester United, cuyos jugadores perdían a menudo el balón en zonas muy comprometidas. Como pasó en el minuto 68, cuando un mal despeje lo encuentra Villa en la frontal para disparar con efecto a la escuadra el 3-1. El trallazo de Villa significaba el punto y final, la sentencia, un montón de minutos para el disfrute de los culés. El Manchester atacaba con más corazón que convencimiento, se sabían derrotados.

El pitido final dio paso al júbilo y explosión de alegría, otra ocasión más desde que Guardiola dirige el rumbo del equipo, confirmándose como el equipo dominador del fútbol mundial en estos momentos. Como marca el trofeo que levantó Abidal, en un gesto de generosidad de Puyol tras el tumor que ha superado el lateral francés. Esa copa levantada al cielo de Londres, en Wembley, donde la historia del Barça cambió para siempre.

Anuncios

0 Responses to “CHAMPIONS LEAGUE: FINAL. WEMBLEY CORONA DE NUEVO AL BARÇA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 525,115 visitas
mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: