25
Sep
11

Estrenos 23 de septiembre de 2011: Emmys 2011

La calidad de las series que nos llegan de EEUU es tal que podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos viviendo la edad de oro de la ficción televisiva. Esta semana se han entregado los Emmys del 2011 y, aunque entre los estrenos de cine de esta semana hay alguno bastante interesante, parece oportuno otorgarle por fin a las series el protagonismo que en este blog se merece.

Así que, en cuanto acabemos con el repaso de los estrenos semanales, vamos a echarle un vistazo a cómo ha ido esa ceremonia de entrega de los premios televisivos por excelencia, a ver si encontramos alguna serie a la que podamos echarle el lazo… Por supuesto y como siempre esta es una entrada abierta para que todo el que quiera pueda opinar y recomendar alguna serie que crea que merezca la pena (o no) que veamos todos.

Sin más preámbulo, vamos con el cine.

No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu.

Madrid, principios del siglo XXI. Un día el inspector de policía Santos Trinidad, de camino a casa, ya muy borracho, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar y que podría incriminarlo. Santos emprende una investigación destinada a localizar y a eliminar al testigo. Mientras tanto, la juez Chacón, encargada de la investigación del triple crimen, avanza meticulosamente en la búsqueda del asesino. Santos y Chacón descubrirán muy pronto que lo que parecía un simple caso de tráfico de drogas es, en realidad, algo mucho más peligroso.

Este comentario va a ir de reivindicaciones: la primera de ellas es la de Enrique Urbizu, para ver si de una vez le colocamos en el puesto que se merece como uno de los mejores directores españoles que tenemos en la actualidad. Repasando su filmografía, está claro que tiene películas excelentes y otras que no tanto, por no decir que son malas… Pero de alguien que ha hecho Todo por la pasta, La caja 507 y La vida mancha pues está claro que hay que esperar cada una de sus películas como oro en paño. Su película más redonda para mí es La caja 507, un thriller espectacular, género en el que Urbizu parece que se mueve como pez en el agua, con dos interpretaciones sobrecogedoras de Antonio Resines y de José Coronado, uno haciendo de hombre honrado al que las circunstancias obligan a superarse y el otro como ex-policía corrupto y sin escrúpulos (este personaje se parece tanto y a la vez es tan distinto del Santos Trinidad que interpreta en No habrá paz para los malvado).

Y precisamente la segunda de las reivindicaciones es para José Coronado, al que ya hay que catalogar como un pedazo de actor de los grandes: Goya en Burdeos, La caja 507, La vida de nadie, La vida mancha y ahora este Santos Trinidad de nombre tan irónico que huele a Goya por todos los lados.

No os voy a mentir, y estoy seguro que mi entusiasmo al describirla ya me ha delatado, pero yo la voy a ver porque me apetece muchísimo, a lo mejor en una doble sesión con La piel que habito, película que le apetece a la Sra. Macanan (y a mí también) y con la que estoy seguro que va a tener una lucha titánica en los próximos Goyas, a lo mejor también con la nueva película de Benito Zambrano, La voz dormida, otra sobre la postguerra española y alguna más que se estrene este año, quizá Mientras duermes, la última de Balagueró.

Pues he empezado hablando de Urbizu y he terminado con los Goya del año que viene (no tan lejanos). ¿Casualidad? ¿Premonición?

Con derecho a roce, de Will Gluck.

Dylan (Justin Timberlake) y Jamie (Mila Kunis) son dos amigos jóvenes, solteros y atractivos que deciden embarcarse en una relación estrictamente física sin compromiso… pero sin dejar de ser amigos. “Sólo sexo”, es lo que acuerdan. Lo que no se pueden imaginar es que este tipo de relación híbrida no les traerá más que complicaciones.

De los EEUU nos llega esta nueva comedia romántica basada en dos amigos que deciden tener sexo sin más, y de la que hace poco hemos tenido una nueva muestra en Sin compromiso, de Natalie Portman y Ashton Kutcher. En este caso los amigos que se rozan más de la cuenta son Mila Kunis, a la que hemos visto hace casi nada en Cisne negro (y no lo hacía nada mal) y que prepara con Seth McFarlane (Padre de familia) y Mark Wahlberg una película que mezcla imagen real y animación sobre un oso de peluche, y estará en Oz, precuela de El mago de Oz. Y el otro es Justin Timberlake, que como cantante es un horror y como actor se está labrando poco a poco una carrera interesante, pero la verdad es que no es gran cosa.

Les acompañan en sus andanzas amorosas Woody Harrelson y el gran Richard Jenkins. También Emma Stone, que salía en la entretenida Bienvenido a Zombieland y será Gwen Stacy en las nuevas aventuras que se están preparando sobre Spiderman (y ojo, que protagoniza una de las sorpresas de la taquilla americana, Criadas y señoras… Quedaros con el nombre de esta película porque vamos a oír hablar mucho de ella) y Nolan Gould, que es uno de los niños de la serie Modern Family, de la que luego hablaremos.

Dirige el cotarro Will Gluck, que estrenó hace poco Rumores y mentiras, también con Emma Stone, que era una adaptación libérrima de La letra escarlata y a la que la crítica no trató mal del todo. Quizá por ahí puedan ir los tiros en esta película Con derecho a roce: sin ser gran cosa, pues igual pasas un ratito agradable.

Los pasos dobles, de Isaki Lacuesta.

Ficción inspirada en la biografía novelesca del pintor y escritor francés François Augiéras. El artista cubrió de pinturas un búnker militar en el desierto, y lo dejó hundirse en la arena para que nadie lo encontrara hasta el siglo XXI. La búsqueda del búnker sigue alimentando el mito… ¿Quién es Augiéras? ¿Legionario, pintor, escritor, pistolero, santo, ladrón, diablo o una mezcla de todo ello?

Calentita viene esta película con la Concha de Oro del Festival de San Sebastián que le concedieron ayer mismo. De Isaki Lacuesta ya hablamos hace no mucho porque estrenó un documental sobre la vida de Ava Gardner en nuestro país, y lo que dijimos en su momento igual vale para ahora: que sus películas, casi todas documentales, tienen buena acogida entre la crítica. Esta que ha ganado la Concha de Oro no parece un documental al uso, más bien parece una ficción, y aunque se ha llevado ese premio a la crítica, en esta ocasión, parece que no le gusta demasiado.

Sale el artista Miquel Barceló, con el que el director también ha colaborado en el documental El cuaderno de barro.

Las oficinas de Dios, de Claire Simon.

De Francia nos llega otra mezcla de documental y ficción, esta vez basada en la historia de cinco mujeres que ayudan a jóvenes en un centro de planificación familiar. La directora, Claire Simon, es una reputada documentalista en nuestro país vecino.

Pues qué bien.

Kerity, la casa de los cuentos, de Dominique Monféry.

A pesar de que Natanaël tiene casi siete años, aún no sabe leer. De ahí el chasco que se lleva cuando su tía Eléonore le lega su biblioteca. Y, sin embargo, cada relato contiene un maravilloso secreto: al anochecer, los pequeños héroes, la encantadora Alice, el Hada malvada, el temible Capitán Garfio salen de los libros para vivir su propia vida. Pero cuando, de repente, se ven en peligro de desaparecer para siempre, no tienen más remedio que pedir ayuda a Natanaël, que, deseoso de salvarlos, acepta que el Hada lo reduzca a un tamaño tan minúsculo como el de sus amigos, y se lanza a la aventura.

Animación francesa con pinta de tener mucha imaginación y un aspecto visual impecable.

Puede estar bien.

Los castigadores, de Arantza Ibarra y Alfonso Arandia.

Narra las andanzas de un puñado de escolares que, hartos de ser maltratados por los niños abusones del colegio, deciden formar un grupo secreto y planear pequeñas represalias.

Producción vasca que trata el tema del acoso escolar con humor y buen rollo. Es como esas películas de Parchís que yo veía de pequeño. Espero que si tengo un hijo no me obligue a ir al cine a ver estas cosas.

Otra película de huevos y un pollo, de Gabriel Riva Palacio Alatriste y Rodolfo Riva Palacio Alatriste.

Toto, ahora un pollo, trata de vivir como tal, mientras que Willy y Bibi lidian ciertos problemas entre ellos. Un huevo brujo del desierto necesita un corazón de pollo para poder realizar un hechizo. Éste manda a sus ejércitos de huevos de zopilote, de avestruz y de escorpión a secuestrar a Toto. Sus amigos se embarcan en un viaje por el desierto al rescate del pollo, en donde vivirán inumerables aventuras.

Animación mejicana que supone la segunda parte de la película de 2006 Una película de huevos. Lo que he dicho de la película anterior sobre eso de que si tengo un hijo espero que no me obligue a ir al cine a ver cosas como ésta, pues vale también para ahora.

—————————————————————————————————————————————————————–

Vamos con los Emmys.

El pasado 19 de septiembre se entregaron los Emmys 2011. El formato de los premios recuerda un poco a los Globos de Oro, porque distingue entre drama y comedia, con seis nominados para cada categoría de las principales. Así que la cosa quedaba básicamente en una lucha entre Mad Men y The good wife en drama, y entre Modern Family y las demás en la comedia.

Empezando por el drama, pues eso, la cosa era entre Mad Men y The good wife, con Dexter, Juego de tronos, Friday Night Lives y Broarwalk Empire como espectadoras de excepción, pero con pocas opciones reales de llevarse el premio gordo. Una de las series que podía haberlo hecho y hacer sombra a las favoritas era Breaking Bad, pero ha tenido problemas de estreno en su 4ª temporada. Una pena, porque la serie que protagonizan Bryan Cranston y Aaron Paul sobre un profesor de química que se ve obligado a fabricar metanfetamina para sufragar los gastos médicos de un cáncer que sufre es de las mejores de los últimos años.

Otras series que no estaban, y que quizá sí merecían estar eran Treme, que cuenta las vicisitudes de los habitantes de Nueva Orleans post Katrina, y House, serie en franca decadencia (y mira que me cuesta escribir esto) que prepara ya su octava y (esperemos) última temporada sin uno de sus personajes principales, porque Lisa Edelstein abandona la serie y se pasa a The good wife.

Las otras candidatas pues poco tenían que hacer: Dexter está a punto de estrenar en USA su sexta temporada, tras una cuarta espeluznante y una quinta sólo un poquito peor que la cuarta. Una serie excelente que parece que empieza su lenta agonía a la espera de que la nueva temporada diga lo contrario. Y nunca recompensada con emmys importantes, agravio que tampoco se ha visto satisfecho en esta ocasión.

Juego de tronos tampoco partía con grandes posibilidades en este apartado. La estimable adaptación a la pequeña pantalla de las novelas de George R. R. Martin contaba con el hándicap de trasladar el mundo complejísimo de los libros. Y lo consigue en parte, a mi juicio, dando lugar a una serie estupenda pero que se queda un pelín corta cuando se la compara con su original literario. Pero aún así, tremendamente recomendable.

No he seguido Friday Night Lives aunque la tengo apuntada para cuando se termine, desgraciadamente para sus fans muy pronto, aunque con promesa de película en breve. La adaptación de la película del mismo título dirigida en 1994 por Peter Berg se basa en el mundo del fútbol americano, en una pequeña localidad tejana que vive por y para el equipo de esa ciudad.

Boardwalk Empire es otra de las que tengo pendiente de ver. El año pasado se llevaron dos Globos de Oro al mejor drama y al mejor actor, un al parecer inconmensurable Steve Buscemi. Sus andanzas no han tenido la misma suerte en los Emmys, aunque se han tenido que conformar con el premio al mejor director de drama para Martin Scorsese por el episodio piloto de la serie, lo cual tampoco está nada mal. De hecho, Martin Scorsese es el creador de la misma junto a Terence Winter, que algo sabe del mundo de la mafia, como ya demostró en Los Soprano. Ambos nombres son muestra de la calidad que tiene esta producción.

Las dos favoritas también las tengo pendientes de ver, aunque creo que voy a pasar de The good wife, porque series de abogados creo que ya hay muchas, y creo que yo ya he visto muchas también. De todos modos, viene avaladísima por la crítica, por recientes fichajes housianos como Lisa Edelstein y por la actuación de su actriz protagonista, Julianna Margulies. Y Mad Men también ha tenido problemas con el estreno de su temporada, pero los ha debido solventar bastante bien porque se ha vuelto a llevar el Emmy al mejor drama del año, y ya van cuatro seguidos, ahí es nada. La serie estuvo dando tumbos por diversas cadenas (la todopoderosa HBO la rechazó; todavía se deben estar dando de hostias por eso) hasta que AMC se lanzó a por ella y le ha ido de maravilla.

En los actores principales de drama había una lucha encarnizada de nuevo entre Michael C. Hall (Dexter), John Hamm (Mad Men), Hugh Laurie (House), Steve Buscemi (Boardwalk Empire) y Timothy Olyphant (el inolvidable sheriff Bullock de esa serie maravillosa que es Deadwood, en un papel parecido por Justified, serie que también tiene buena pinta). Yo creo que todos pensaban en John Hamm como favorito, más que nada porque Bryan Cranston (Breaking Bad) no competía por lo que hemos dicho más arriba. Pero se lo llevó Kyle Chandler por Friday Night Lives, en lo que parece una especie de recompensa a una serie que ya ha anunciado su fin.

En el apartado femenino sí que no hubo sorpresa, porque Julianna Margulies (The good wife) tenía todas las papeletas, y para ella que se fue el premio. Entre el resto de nominadas, hay que destacar a Mireille Enos, la actriz protagonista de The Killing, serie injustamente olvidada quizá por el final de su primera temporada (se espera con ganas la segunda entrega de esta producción excelente de un asesinato en una lluviosísima Seattle).

El mejor actor de reparto es una satisfacción personal y un premio cantadísimo y demandadísimo. Peter Dinklage se lo merecía como el actor estupendo que es y por su gran actuación como Tyrion Lannister en Juego de tronos. Quizá, por poner un reparo, le haya podido beneficar la ausencia de Aaron Paul, que lo borda en Breaking Bad y que ya se llevó este mismo premio el año pasado.

Esto para el drama. La comedia también tenía su miga con una serie como Modern Family como grandísima favorita. Yo la sigo desde el principio y, aunque no se le puede achacar que no sea divertida y que no esté bien escrita, sigo sin ver esa obra maestra que otros quieren ver. Eso sí, Sofía Vergara es mucha Sofía Vergara. Se ha llevado, por supuesto, el premio a la mejor comedia del año, quizá sea la mejor de entre todas las candidatas, pero a mí es un emmy que no me convence demasiado porque no estaba ni siquiera nominada la divertidísima Community, que ya os he contado en alguna ocasión que trata la historia de un grupo de estudiantes en una universidad pública americana. Como reclamo sólo os digo que Ken Yeong, el chino de Resacón en Las Vegas, hace de profesor de español. Por supuesto, indispensable verla VOS.

Y en comedia poco más se puede decir, porque Modern Family arrasó. Prácticamente todos sus actores estaban nominados al emmy en distintas categorías, y se lo llevaron Ty Burrel y Julie Bowen como actores secundarios. Un poco extraño porque en esa serie no se puede hablar de actores secundarios, pero es de esas cosas que tienen estos premios. El de mejor actor de comedia volvió a caer por segundo año consecutivo en Jim Parsons por su personaje friky y maniático de The big bang Theory (la verdad es que el chico lo hace bien), aunque a lo mejor se lo tenían que haber dado a Steve Carell ahora que deja The Office, así como a modo de despedida. Una de las sorpresas de la noche fue que Laura Linney no se llevara el emmy a la mejor actriz de comedia por su histriónico personaje de enferma de cáncer en The Big C; el premio fue para Melissa McCarthy por la serie Mike y Molly, ambas desconocidas para mí (no doy para más).

Y ya para acabar vamos con las miniseries: aquí nos encontramos con una de las perdedoras de la noche, Mildred Pearce, que optaba a nueve premios y sólo se llevó el de mejor actor secundario de miniserie para Guy Pearce, y el de mejor actriz para Kate Winslet. He leído cosas muy buenas sobre esta serie, basada en la novela homónima de James M. Cain y ambientada en la época de la Gran Depresión, que narra la historia de una madre soltera dispuesta a todo con tal de ganarse el amor de su hija. Así que apuntada queda para más adelante.

El premio gordo se lo llevó Downton Abbey, serie inglesa de época que, raro, no está producida por la BBC. Las otras nominadas eran The Kennedys (su contenido es evidente), Los pilares de la tierra (no sé qué hace ésta aquí, porque era la torpe adaptación de una novela ya de por sí torpe), Malas noticias (sobre cómo se desata la crisis económica en el 2008 y qué hicieron los poderosos para paliarla, con un reparto ESPECTACULAR y dirigida por Curtis Hanson, ahí es nada), y Cinema Verité (sobre el que es considerado el primer reality show de la televisión, allá por 1973.

Aunque me parece que se olvidaron de las nuevas andanzas de Sherlock Holmes y de Idris Elba y su atormentado policía Luther, ambas producciones británicas, país que, como siempre, ha dejado muestras suficientes de la calidad con la que produce sus series.

Hala, a ver cine y series y a comentarlo por aquí.

Anuncios

6 Responses to “Estrenos 23 de septiembre de 2011: Emmys 2011”


  1. Domingo, 25 septiembre, 2011 en 21:51 pm

    Muy buena idea Hole lo de hacer una crónica del reparto de los Emmys. A mí me sorprende el dominio abrumador de Mad Men, que gana año sí año también en unos momentos que se supone son de máxima competencia en esta edad dorada de las series USA. Total que me he puesto a ver la serie de los ejecutivos publicitarios en los años 60, y la verdad es que no está nada mal, en primer lugar la ambientación es perfecta; las interpretaciones, estupendas; pero lo que cuenta no sé yo… no me parece para tanto.

    De las otras grandes candidatas tengo pocas referencias, especialmente de The Good Wife, de la que sólo me suena la prota Julianna Margulies, a la que descubrimos en la inimitable URGENCIAS. Dexter he visto 2 temporadas y me ha encantado, aunque sin llegar al nivel de adicción de LOST, y Boardwalk Empire nada más que un capítulo y está estupendamente hecha, se nota la mano de Scorsese pero de nuevo como comentabas Hole sobre The Good Wife… ¿no hemos visto ya demasiadas series de mafiosos?

    Breaking Bad sí que parece realmente algo distinto y me la apunto para darle una oportunidad.

    Juego de Tronos es excelente y ha hecho mucho por que Canción de Hielo y Fuego se haya convertido, si no lo era ya, en fenómeno mundial. Sólo decir que la serie no está por supuesto a la altura de los libros y se presenta como una versión empobrecida para la pequeña pantalla, animaos a leer la serie…. eso sí las interpretaciones en general sobresalientes y merecido Emmy para Peter Dinklage.

    De las comedias ni idea, yo estoy bastante desilusionado con ese género tanto en cine como en TV, desde Mujeres Desesperadas y una breve etapa de How I met your Mother no me he enganchado a ninguna.

  2. Domingo, 25 septiembre, 2011 en 21:57 pm

    Y de los estrenos de la semana por una vez las españolas son la que mandan, claramente, con dos pelis que han pasado por el Festival de San Sebastián. No habrá paz para los malvados la veré seguro, la otra la ganadora… no me tira mucho el tema. La Caja 507 es una gran película y algo diferente y referescante en el cine español, Coronado demuestra que puede ser cuando se pone y le dirigen bien un grandísimo actor, y espero que se lleve el Goya.

    Por cierto que la tercera española que estuvo en SS, La Voz Dormida, fue muy criticada por su maniqueísmo a la hora de mostrar la realidad de la represión franquista en la posguerra civil, demonizando sistemáticamente a los de un bando y exaltando a los del otro… no me gusta el panorama, y el tema maldito del cine español que sigue sin ser tratado con la frialdad necesaria me temo.

    Acabo repitiendo la no-recomendación de El Arbol de la Vida, aunque ya he leído una crítica que poco menos que la coloca en una altura de OM, así que igual no supe apreciarla… pero os aseguro que en la sala la gente estaba deseando que se acabara.

  3. 3 perrdi
    Lunes, 26 septiembre, 2011 en 14:48 pm

    Mildred Pearce es muy buena, Hole. Te recomiendo que la veas, yo empece este fin de semana y la historia es muy dura y emotiva. Kate Winslet y Guy Pearce estan a un nivel muy alto, merece mucho la pena.

    Uuuf, pese a ser la edad de oro de las series USA estoy algo perdido, no veo demasiadas. Me quede con las ganas de ponerme con Boardwalk Empire porque tenia muy buena pinta, a ver cuando puedo empezar con ella.

    Voy a apuntar la lista porque son muchas series y poco lo que conozco. No puedo juzgar demasiado con ellas. Eso si, una cosa que me fastidia de las series en los ultimos años es que no saben darles el final en el momento adecuado, las alargan demasiado para poner el cazo aunque sea a costar de perder interes y calidad. Que dependa la duracion de la serie en funcion de si sigue teniendo audiencia es un error que se repite una y otra vez, acaba dejando mal sabor de boca. Con lo facil que es acabar en el momento mas alto y terminar saliendo por la puerta grande.

  4. 4 holemacanan
    Miércoles, 28 septiembre, 2011 en 14:33 pm

    Ya tenemos candidata a los oscars:
    http://www.blogdecine.com/oscars-2012/pa-negre-es-la-candidata-espanola-al-oscar-2012-a-la-mejor-pelicula-en-lengua-no-inglesa
    A mí me pareció una gran película, aunque me quedo con las ganas de saber qué posibilidades hubiéramos tenido con el tirón de Almodóvar y de Antonio Banderas en EEUU

  5. 5 perrdi
    Miércoles, 28 septiembre, 2011 en 14:45 pm

    Yo no vi la ganadora de los Goya pero mis referencias no hablan tan bien como tu de Pa negre. Elegir a la ganadora del Goya para aspirar al Oscar a mejor pelicula de habla no inglesa es siempre una decision logica pero, no nos engañemos, el año pasado en el cine español fue muy flojo y la victoria de Pa negre desperto division de opiniones. Ademas, su perfil no es para hacernos muchas ilusiones conociendo el gusto de Hollywood. Dramon de la Guerra Civil española, muchas papeletas para no pasar el corte.

  6. 6 nacho78
    Miércoles, 28 septiembre, 2011 en 16:11 pm

    Pues sí, creo que nunca ha triunfado en EEUU una película que tratara sobre el tema obsesivo del cine español, aunque esta por las críticas que he leído parece que es distinta por la peculiar visión del director Agustí Villaronga, de quien no tengo el gusto de haber visto ninguna de sus películas. De todas formas si Hole la recomienda me fío, aunque creo que tal como está la cosa la elección más lógica era la película de Almodóvar, con gran diferencia nuestro director más conocido y valorado al otro lado del charco, que además tiene como protagonista a un actor que trabaja allí… es que estaba claro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 530.336 visitas
septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: