16
Feb
12

CHAMPIONS LEAGUE 2011-12: OCTAVOS DE FINAL. IDA(I). EL ROJO Y NEGRO VUELVE A LA ÉLITE.

Si algo se puede destacar en el regreso en esta primera tanda de la ida de Octavos de final es el regreso del Milan al grupo de los elegidos. Tras varios años de sinsabores para un equipo lento, decadente, demasiado entrado en años, casi como la viva imagen de Berlusconi, ha salido a flote el segundo en el palmarés tras el Real Madrid. Cuando parecía haber perdido el tren del nuevo orden europeo que le instalaba en una segunda fila a nivel continental, vuelve a emerger tras apabullar a un Arsenal que lleva una alarmente y vertiginosa curva descendente.

Sólo duro 15 minutos el tiempo de tanteo. Lo que necesitó Boateng para controlar con el pecho y fusilar con un fuerte disparo a Szczesny en una jugada iniciada por Seedorf. Para saciar la curiosidad de Nacho, Seedorf cumplirá 36 años el 1 de Abril. Aún sigue dando lecciones de clase el holandés aunque el físico no le responda ya mucho. El Arsenal tenía el balón pero su toque tenía un ritmo mortecino, apagado y sin profundidad. Así era incapaz de crear peligro a un Milan que esperaba paciente su oportunidad para agravar la herida. Un balón perdido en el medio campo le dio la oportunidad en el minuto 38. Ibrahimovic avanzó con total comodidad por la banda izquierda hasta llegar a la línea de fondo y poner un pase hacia atrás que cabeceaba Robinho para marcar el 2-0. Sí, Robinho de cabeza, habéis leído bien. Los centrales del Arsenal no es que tapara muy bien precisamente al brasileño. Los problemas crecían para el equipo londinense porque el central Koscielny se lesionaba antes del descanso.

Wenger intentó arreglar un poco el desaguisado dando entrada a Henry, que jugaba su último partido antes de volver a los New York Red Bull, a la MLS. No está el francés para hacer milagros a este nivel y menos con la poca claridad que tenía el Arsenal arriba. Por contra, los delanteros del Milan tenían veneno en las botas. Un balón suelto procedente de Ibrahimovic se paseó por la frontal hasta que Robinho le pegó sin controlarla. Su disparo se coló junto al palo de Szczesny que no pudo hacer nada por evitar el 3-0. Al Arsenal se le venía el mundo encima, era incapaz de controlar a los delanteros milanistas y apenas creaba peligro. Todo pasaba por las botas de Van Persie que se encontró con un paradón de Abbiati en la ocasión más clara del equipo inglés. Pero el Milan siempre daba más sensación de peligro. Ibrahimovic redondeó su actuación provocando un penalti tras ser derribado claramente por Djourou. El propio ariete sueco lo transformaría para poner el 4-0 definitivo que prácticamente coloca a los rossoneri en cuartos. La cara de Wenger era un poema, la imagen de un equipo decadente con pintas de terminar un largo ciclo.

El Barça se presentaba con casi todo el equipo de gala para hacer frente al frío de Leverkusen. Y digo casi porque se quedaron en la grada Xavi, por problemas físicos y sin fecha de retorno programada, y Piqué, por decisión técnica debido a su bajo rendimiento. La primera parte nos dejó aún más helados que el frío. Fue un coñazo insoportable. El Barça se dedicó a tocar y tocar sin profundad ninguna, un recital de bocadillo de pan con pan. El Bayer Leverkusen se atrincheró con un cerrojazo a cal y canto. Que un jugador defensivo como Gonzalo Castro fuera uno de los hombres más adelantados lo dice todo. 35 minutos tardamos en ver un tiro a puerta, un lanzamiento flojo y forzado de Messi, pero el Barça necesitó muy poco para sacar algo de provecho. Minuto 40, error en el centro del campo del Bayer y contraataque que lanza Messi con un pase en largo a Alexis Sánchez que bate entre las piernas a Leno en el mano a mano. En lo único potable del 1º tiempo llegaba el 0-1 pero el aburrimiento no nos lo quitaba nadie.

Al equipo alemán le debió dar tanta vergüenza su cobardía que subió líneas tras el descanso. Una sucesión de rechaces y una jaimitada de Abidal intentando evitar un córner permitió a Corluka centrar desde la derecha y Kadlec superó a Alexis, más bajito, en el salto para empatar de cabeza. Con nada y menos, el Bayer igualaba el partido. No hubo tiempo para desesperarse porque 3 minutos más tarde, en el 55, un buen pase de Cesc lo aprevechaba de nuevo Alexis para marcar el 1-2, pero ello no significó que el Barça dejara de hacer el tonto. Otra carambola dejó mano a mano a Renato Augusto con Valdés pero el guardameta desvió el disparo. Poco después, otro balón perdido en el medio propició otra contra que casi aprovecha el hispano-alemán Gonzalo Castro. Entre Valdés y el palo evitaron el gol alemán. Parece increíble que un Bayer menor creara tanto peligro al equipo azulgrana. Hasta el minuto 65 el Barça no logró tranquilizar el juego. Cuando Messi encontró espacios, el Barça dominó y creó peligro de verdad. Llegaron las ocasiones, la más clara un tiro al poste de Messi tras un magnífico caño a un defensa. Del Bayer ya tuvimos pocas noticias, sólo un cabezazo de Kessling que atrapó Valdés en la línea. Una subida de Alves a 3 minutos del final permitió que anotara Messi el 1-3 llegando desde atrás al centro del brasileño. El Barça sentencia la eliminatoria aunque sigue dejando alguna duda porque ahora cualquiera le crea 3 o 4 ocasiones claras de gol. Guardiola tendrá que volver a recordar este trabajo a sus chicos.

Las demás eliminatorias quedan abiertas. El Olympique Lyon ejerció una labor de acoso y derribo ante un Apoel muy metido atrás. Contó con muchas ocasiones el equipo francés pero se estrelló con Chiotis, portero del Apoel que dejó en el banquillo a Urko Pardo. Sólo Lacazette fue capaz de derribar el muro, en un disparo que golpeó en Paulo Jorge y se convirtió en el 1-0 final. El Apoel apenas creó peligro pero tuvo una ocasión clarísima en los últimos minutos en la que Lloris tuvo que marcarse un paradón a un disparo lejano de Manduca. Todo abierto para la vuelta en Nicosia aunque un 1-0 suele ser buena renta en Europa. En San Petersburgo, a -10ºC (que se prepare el Madrid que le espera el martes algo parecido en Moscú), el Benfica acabó helado por el frío y los zarpazos del Zenit. Y eso que el portero ruso, Zhevnov, fue un amigo para el equipo portugués con dos regalos que significaron 2 goles para el Benfica y que neutralizaban los goles de Shirokov y Semak de sensacional taconazo. El gol de Cardozo en el minuto 87 parecía sellar las tablas definitivas pero Shirokov se sacó otra irresistible llegada al minuto siguiente para marcar el 3-2 que da ventaja en la eliminatoria al Zenit. De todas formas, la renta es más que asumible para el Benfica de cara al partido en Da Luz.

Anuncios

0 Responses to “CHAMPIONS LEAGUE 2011-12: OCTAVOS DE FINAL. IDA(I). EL ROJO Y NEGRO VUELVE A LA ÉLITE.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 523,336 visitas
febrero 2012
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829  

A %d blogueros les gusta esto: