09
Mar
12

LIGA ACB: JORNADA 23. CON SU PROPIA MEDICINA.

El Barça probó una buena dosis de la medicina que suele suministrar a sus rivales. Se tragó un concentrado de dura defensa, ataque estático y partido lento con numerosos efectos secundarios. El más grave, la derrota ante Banca Cívica en el Palau donde llevaba mucho tiempo sin morder el polvo. El equipo sevillano es un clon más modesto del equipo azulgrana, juega prácticamente a lo mismo. Xavi Pascual y Joan Plaza son dos de los apóstoles de la defensa y el ataque estático. Y eso que cuando Plaza empezó en el Madrid el equipo blanco corría que se las pelaba pero el técnico ha terminado abrazando el credo del basket control. Plaza es un entrenador que plantea partidos incómodos al Barça, sobre todo cuando los azulgranas visitan a sus equipos, pero esta vez le plantó cara en el Palau con sus propias armas y salió vencedor. El Barça ya había jugado con fuego en algunos partidos de este tipo aunque siempre resultó vencedor en finales apretados. Esta vez se quemó. No pudo resistir un trago de su propia medicina.

Lucentum 65 – Valencia Basket 70: Tras un primer cuarto igualado, con dificultades en ataque para ambos equipos, el Valencia Basket cogió la directa aprovechando el bloqueo ofensivo que sufrió Lucentum durante gran parte del 2º cuarto. Numerosos fallos en el tiro de 3 provocaron que el equipo alicantino sólo anotara 1 punto en 6 minutos. Su rival no lo desaprovechó. La labor de Lishchuk y Faverani por dentro y varios triples propiciaron un parcial de 1-17 que casi rompe el partido (23-37, min 18). Sin embargo, Lucentum reaccionó tras el descanso. Apretó en defensa, complicándole la vida en ataque al Valencia Basket. Los pivots de Lucentum despertaron y fueron reduciendo las diferencias. Caner-Medley (18 puntos, 9 rebotes, 20 de valoración) se encontró muy solo para dar réplica a los locales, que igualarían a la mitad del último cuarto (55-55, min 34). Pero Lucentum no logró coger la delantera aunque estuvo apretando hasta el final. Dos tiros libres de De Colo ponían el marcador en 64-67 a falta de 26 segundos. Ivanov sacó una falta en el siguiente ataque pero el búlgaro desaprovechó sus dos tiros y una canasta de Claver en el siguiente ataque sentenció el encuentro. Lucentum acusa el paso de la temporada y ya ve de cerca a los perseguidores que buscan el playoff, como el Valencia Basket que además de la victoria se lleva el basket average.

Baskonia 75 – Cai Zaragoza 65: Pese a que su primer cuarto no fuera brillante, el Baskonia no tuvo problemas para hacerse con el mando del partido (16-9, min 9). Ni siquiera el canastón desde medio campo de Van Rossom despertó al equipo maño que pasaba las de caín para superar a la defensa vitoriana. La baja de Bracey Wright, pendiente del nacimiento de su hijo, se hacía notar en el Cai. La defensa y los contraataques de Pau Ribas resultaban incontenibles para los visitantes (30-19, min 17). El Cai tuvo que tirar de un aspecto en el que no destaca para salir de apuros: la defensa. Se plantó con seriedad atrás y el Baskonia comenzó a sufrir en la 2ª parte (45-42, min 29). Teletovic (20 puntos, 6 rebotes, 4 robos, 21 de valoración) apareció para darle un poco de calma al Buesa Arena pero el Baskonia no esperaba que Hettsheimeir (17 puntos, 8 rebotes, 19 de valoración) fuera a crear problemas desde fuera. Los pivots le flotaron y el brasileño se mostró certero en media y larga distancia, manteniendo al Cai en la pomada. Necesitaba algo más el Baskonia para solucionar el problema que estaba causando el Cai. Encontraron a Lampe (21 puntos) que hizo un último cuarto sensacional. 13 puntos del pivot polaco en los últimos minutos fueron incontestables para los de Jose Luis Abós. ¿Habrá encontrado el Baskonia en Lampe el 5 que les hacía falta? De momento, va por buen camino.

Unicaja 81 – GBC 89: Unicaja cada vez pinta peor. De nada le sirvió controlar la 1ª parte (32-25, min 16), con un Valters muy acertado (16 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 16 de valoración), a un GBC que no terminaba de afinar y al que sostenía Sergi Vidal (13 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 18 de valoración). El equipo malagueño sufrió un hundimiento espectacular tras el descanso y el GBC se lanzó a su yugular. Jimmy Baron (21 puntos, 3 rebotes, 24 de valoración) aprovechó las facilidades defensivas de Unicaja para ponerse tibio a anotar y poner entre las cuerdas a los locales (46-57, min 28) para cabreo de la afición, cada vez más irritada con su equipo. Para colmo, Freeland lesionado. Pintaba fea la cosa. Valters volvió a pista y Chus Mateo se la jugó con Abrines (15 puntos). El joven canterano no le defraudó. Jugó un último cuarto muy bueno, respondiendo a la confianza de su entrenador en los momentos difíciles. El chico va a llegar lejos, tiene carácter. La zona en la que se colocó Unicaja bloqueó al GBC (67-70, min 36) hasta que Sito Alonso volcó el juego en Panko (23 puntos, 4 rebotes, 22 de valoración). El americano hizo saltar la zona por los aires con su versatilidad y Unicaja se hundió, sin respuesta en los minutos finales, y sumó una nueva derrota que provocó que el Carpena despidiera a su equipo con pitos. Dije antes de empezar la temporada que podían quedarse fuera de playoffs y camino van con esta caída libre. Ya se ve superado por el GBC que lleva 11 victorias en los últimos 13 partidos. Después de proclamar a varios aspirantes a equipo revelación, a  la chita callando se va a llevar la mención el GBC.

Joventut 91 – Bilbao Basket 67: La celebración europea del Bilbao Basket se debió regar con garrafón del malo porque la resaca le ha dejado a “los hombres de negro” un mal cuerpo terrible. Desde luego los jugadores que aparecieron por el Olímpico de Badalona debían estar resacosos porque el 1º cuarto el Bilbao Basket ni existió. Jeter y Obasohan achicharraron el aro visitante con sus triples y Latavious Williams (13 puntos, 8 rebotes, 21 de valoración) se hizo el rey del mambo y el amo del casino dentro de la zona ante la dejadez de los pivots rivales. Vaya si se está notando la baja de D’or Fischer. En fin, parcial “pa cagarse” de 26-2, de los que sufren los de Katsikaris más de la cuenta, y la Penya dejaba el partido resuelto en menos de 10 minutos (31-12, min 9). A Bilbao Basket le sucedió lo mismo que contra el Barça. El domingo se podía poner como excusa el poderío del rival. Contra el Joventut es más difícil justificar el pajarón. No había solución posible. La actuación de Mumbrú (14 puntos, 5 asistencias, 4 rebotes, 21 de valoración) y alguna racha de Blums fueron parches. Jeter (20 puntos, 3 asistencias, 24 de valoración) terminó destrozando solito a un Bilbao Basket irreconocible y al que más vale que se le pase la resaca pronto o se puede encontrar con problemas serios para entrar en playoffs.

Barça 63 – Banca Cívica 66: El Barça comenzó despistado, lo que le llevó a perder balones ante una defensa agresiva y bien plantada. El Banca Cívica comenzó lanzando desde fuera y con mucho acierto, anotando 4 de los 5 primeros triples que lanzó. Aunque el Barça aguantó el primer envite, la entrada a pista de Paul Davis desequilibró a la defensa azulgrana porque el pivot generó espacios para que sus compañeros cortaran por la zona. El Banca Cívica estaba llevando el partido a su terreno con las armas que tanto domina el Barça: defensa dura y permanente ataque estático (14-22, min 9). Sólo unos últimos segundos de 1º cuarto del equipo sevillano que le costaron 4 puntos aliviaron los problemas del Barça antes del parón. A los azulgranas les costaba sujetar a un rival muy acertado de 3 pero reaccionó con algunos de los menos habituales. Perovic creaba muchos problemas en la zona y Rabaseda apareció en plan microondas desde más allá del 6’75. La situación parecía encauzada (38-34, min 17) pero no logró doblegar la resistencia visitante, bien sujetado por un Guille Rubio (13 puntos, 6 rebotes, 15 de valoración) que se destapa  tirando de fuera y penetrando, como si fuera ese tipo de 4 versátil que tanto le gusta a Messina.

No cambiaba el panorama tras el descanso. De hecho, los ataques se volvieron más erráticos. Demasiada defensa y muchos ataques al borde del fin de la posesión. Aquí no corría nadie. Mickael y Lorbek tiraban del Barça pero ahí seguía el Banca Cívica, como pez en el agua (53-53, min 30). Ni entrar en bonus a falta de 7 minutos para el final preocupó a los de Plaza, que supieron resguardarse para que el Barça no convirtiera en costumbre dirigirse a la línea de tiros libres. Al Barça, la defensa sevillana le pareció un jeroglífico irresoluble. Para colmo, Navarro tenía un día negado (-9 de valoración, mal día para imitar a Tiger Woods). Los azulgranas se sostuvieron porque el Banca Cívica tampoco funcionaba en ataque. Cada vez que el balón llegaba dentro salía escaldado aunque el dominio del rebote ofensivo le permitíó muchas segundas oportunidades. El partido se dirigía a un final igualadísimo. Calloway (8 puntos, 4 asistencias, 4 rebotes, 3 robos, 19 de valoración) tomó la responsabilidad de su equipo y volvió a dejar en evidencia a los bases culés. Un pase suyo a Paul Davis acababa en canasta que ponía el 63-64 a 40 segundos del final. El Barça se la jugó en los últimos segundos de posesión pero el tiro de Lorbek no fue bueno. Tocaba forzar las personales.

Bogdanovic acudía a la línea. No le tembló el pulso, anotó los dos. 64-67 a 16 segundos del final. Otra vez Plaza hizo una de las suyas. Dejó que el rival tirara de 3, arriesgándose a recibir un triple que forzara la prórroga como ya le ha pasado varias veces. Y no permitió uno sino tres. Pero ni Navarro, ni Lorbek ni Mickael anotaron el tiro salvador. El Banca Cívica asaltaba el Palau Blaugrana, donde el Barça tiene montado un auténtico fortín. Sin duda, exceptuando al Madrid de Laso, el equipo sevillano es el que más problemas le ha dado a los azulgranas desde que lo entrena Joan Plaza. No les resulta cómodo enfrentarse a un equipo que paga con su misma moneda.

Otros resultados: Manresa 86 – Obradoiro 77, Murcia 76 – Gran Canaria 60. El Real Madrid-Valladolid y Estudiantes-Fuenlabrada quedaron aplazados por la celebración en el Palacio de los deportes esta semana del espectáculo chupiguay (perdón por la cursilería) “Disney sobre hielo”. Por tanto, hasta la disputa de estos dos partidos no tendremos MVP de la jornada.

Pese a la derrota, sigue líder el Barça (19-4) aunque le da una oportunidad al Madrid (18-4) de igualarle cuando dispute el martes 13 (menudo día para supersticiosos) el encuentro aplazado. Baskonia (17-6) es tercero, a mucha distancia de sus perseguidores. Valencia Basket (12-11) cierra los puestos de playoffs aunque igualado con Cai y Manresa. En descenso, siguen Estudiantes (6-16) y Valladolid (5-17), que no disputaron sus encuentros.

Anuncios

0 Responses to “LIGA ACB: JORNADA 23. CON SU PROPIA MEDICINA.”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Calendario

ESTADISTICAS

  • 522,067 visitas
marzo 2012
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: