Posts Tagged ‘PORRA TOUR 2008

26
Jul
08

TOUR 2008: 53 KMS. UN MINUTO, TREINTA Y CUATRO SEGUNDOS

Estas son  las dos cifras clave para la resolución final del Tour de Francia, mañana en la contrarreloj individual, Cerilly-Saint-Amand. Finalmente los organizadores de la carrera tienen lo que querían, un final apretado, con 5 corredores en la escasa distancia de 2 minutos y 39 segundos. Armstrong usualmente sacaba más del doble de ese tiempo al segundo clasificado en los Tours que ganó, y alrededor del triple al tercero.

Un Tour muy igualado, por tanto, que acaba con la compensación final montaña-contrarreloj favorable a los buenos en esta última especialidad, pero que a estas alturas llegan, salvo algunos grandes rodadores (como Cancellara, Millar o Schumacher, el ganador en Cholet) con el modesto objetivo de sacar el tiempo justo que sus fuerzas y su habilidad les permitan para mejorar posiciones en la general. Ya no es tiempo de exhibiciones, sino de la calculadora.

De la calculadora sabe un rato el australiano Cadel Evans, ciclista ultraconservador, con nulo carisma, que ha confirmado a rajatabla en este Tour que el espectáculo no va con él. Su oponente principal, sin embargo, es un ciclista no tan distinto de él, Carlos Sastre. No es carismático, ni demasiado ofensivo, le gusta subir a ritmo pese a ser un gran escalador… pero ahí está, maillot amarillo con 1:33 sobre Frank Schleck y esos 1:34 sobre Evans. Sobre todo, Sastre es un ciclista que se conoce a sí mismo a la perfección: sabe en todo momento lo que puede dar, hasta dónde puede llegar, siempre encuentra su ritmo. Esperemos que mañana lo encuentre, pues de eso se trata en gran medida en la lucha contra el crono.

Mover un fuerte desarrollo, mantener una velocidad constante y muy alta durante muchos kilómetros: eso Sastre lo sabe hacer como nadie. Pero estamos hablando del terreno de Evans, el llano, con suaves ondulaciones y una tendencia general (sobre todo en el último tramo) hacia abajo. La potencia superior del australiano manda que será mejor, y con una cierta diferencia, que Sastre en la etapa.

En mi opinión 1:34 está en el límite de la diferencia que habrá mañana. Diría que el Tour se decidirá por entre 10 y 30 segundos, a favor de Sastre o de Evans, no sé. Carlos se juega mañana la gran oportunidad de su carrera; es un tipo frío, fuerte y muy duro de pelar, que además tendrá numerosas referencias de sus compañeros del CSC. Por cierto que me gustaría que el equipo danés colocara a 2 hombres en el podio final de París, pero es difícil, pues Schleck tiene muy cerca al austríaco Kohl, pero sobre todo al temible Menchov y al aún más temible, aunque más alejado, Christian Vandevelde. El tercer puesto se luchará a muerte también.

Este es el perfil de la etapa:

http://www.letour.fr/2008/TDF/LIVE/fr/2000/etape_par_etape.html

Y esta, la clasificación general:

http://www.letour.fr/2008/TDF/LIVE/es/1900/classement/index.html

Suerte a todos, invoquemos por el viento a favor, en contra de las averías, y que el PSI de Sastre sea superior. Hasta ahora este blog ha hecho campeones a todos los deportistas españoles que hemos seguido… que siga la racha.

15
Jul
08

Catacrac:

Algunas cosas aún valen la pena dentro del cil¡clismo. El talento alegre (y desgarrado) de Juanjo Cobo, por ejemplo. O la increíble longevidad deportiva de Piepoli (36 años), que ganó ayer por primera vez en su carrera en el Tour, y que sigue fabricando etapas de montaña hermosas. También el espíritu de equipo de los hombres de CSC (con las locomotoras VoigtCancellara a la cabeza) que en los veinte kilómetros de valle entre el Tourmalet y Hautacam sepultaron las posibilidades de Valverde, Pereiro o Cunego de ganar el Tour. Quizá valga la pena seguir viendo ciclismo por ver como iba cambiando la cara de Di Gregorio, pobre infeliz, que se creyó ganador de etapa y media hora después era absorbido sin piedad.

A los españoles nos queda Sastre, como era de esperar por otra parte. Quizá sea el ciclista más inteligente que tenemos en el pelotón internacional actual. Pero así somos; salvo sesudas excepciones, valoramos más la inspiración valverdina que la constancia y sólo nos rendimos a la regularidad si es absolutamente triunfante (Induráin).

Pero lo de Vaverde estaba cantado: El primer día, guay; el segundo, a tirar del carro; el tercero, abanico; el cuarto, el gatillazo de la contrarreloj; el quinto, caída; el sexto, uy; el séptimo, más abanicos; el octavo, agua; el noveno, primera montaña, y el décimo, catacrac. Lo de Pereiro… siempre nos quedará la duda; ayer se pasó todo el valle maldito tirando del grupo perseguidor junto a David Arroyo y aún así solo llegó un minuto por detrás del “gran” Alejandro. Es un corredor desperdiciado por sus directores y por el mismo; lo contrario a la inteligencia de Sastre.

Por cierto; que ya me he quedado con cinco tíos para la general, los que parece que corren otra carrera: Evans, Menchov, Sastre, Riccó y Franck Schleck. El orden que les he puesto es aleatorio, como aleatorio fue que ayer Evans se enfundara por primera vez un maillot amarillo en vez del mayor de los Schleck; lo hizo sprintando (y sufriendo) junto a Menchov al final de la subida, superando en solo un segundo al luxemburgués. En el podio lloró. Por lo que le espera…

Nota: Saunier Duval amenaza con ganar todas las etapas de montaña de este Tour.

Clasificación general tras los Pirineos: http://www.letour.fr/2008/TDF/LIVE/es/1000/classement/index.html

05
Jul
08

Héroes:

Ocurre cada año. Cuando observemos al campeon subido al podio pensaremos que solo por ganarse la atención de París ya valdría la pena recorrer 3.500 kilómetros. Tan importante como ganar el Tour es despejar los Campos Elíseos y apoderarse del marco urbano mas imponente que existe. Hay algo de coronación napoleónica en ese acto. Y la asociación de ideas no es casual. Siglo y medio antes de que el Tour eligiera ese escenario para proclamar a sus vencedores, Napoleón mandó construir allí el Arco del Triunfo, como recuerdo a la batalla de Austerlitz (1805) y cumpliendo así lo prometido a sus soldados: “Volveréis a casa bajo arcos triunfales”. Por cierto, hace lustros que no gana un francés, y al menos un año más así seguirá la cosa.

Quiero destacar la grandeza del decorado para resaltar la solemnidad de una carrera que no solo paga, sino que obliga. Del mismo modo que el compromiso del Soldado Ryan fue merecer el sacrificio de quienes cayeron por salvarlo, los corredores del Tour, están obligados a utilizar su oportunidad para rescatar al deporte que ha estado señalado tanto tiempo. Ya no vale comportarse igual, ya no sirven las declaraciones tópicas sobre los triunfos típicos. Se da por hecho que los padres ayudaron y que la familia animó, pero el Tour pide más, lo merece, aunque sus jefes sean unos palurdos capaces de dejar fuera de la carrera al vigente campeón… Pero esa es otra historia.

El Tour pide héroes. Ganadores tiene muchos, y aspirantes más. Entre los nombres de los campeones los hay sucios como Ulrich o Riis (¿por qué a este tipo le dejan guiar a un equipo si ha reconocido que se dopó?), los hay sorprendentes como Walkowiak, los hay ganadores por trámite como Armstrong o Induráin. Y luego están los héroes: Ocaña o Coppi son mis ejemplos favoritos.

¿Para este año? Ya están comentados: nadie me parece un corredor con espíritu de los de antes, de los que dejan huella. No está Contador que es lo más parecido en estos tiempo, pero hay estupendos ciclistas; en apariencia sanos. No pienso decir más que su nombre porque todo corredor antes del Tour es un enigma y lo que diga será contradicho en cuanto se de la salida: ahí está el segundo del año pasado, Evans, un prepotente que jamás pensó verse en una de éstas (y ya ha estado en varias el biker). Miras y ves al incombustible Menchov (que tendrá que ir en Septiembre también a defender La Vuelta), a Cunego con un equipo y unas ganas propias de Chiapucci o Bugno (siempre segundones en el Tour), a Riccó viendo a ver que sale… Los nuestros: ya los conocemos; Valverde ante su reto de las tres semanas a tope, Sastre y su motor diesel (es la carrera perfecta para él) y mi apuesta personal: Samuel Sánchez (siempre y cuando el Euskaltel no sea una casa de putas). Haimar Zubeldia está ante su última oportunidad de hacer algo grande aquí.

En juego esta que sigamos celebrando, que sintamos a los corredores como héroes y los héroes, lo recuerdo, sirven para lanzarse en sus brazos con la seguridad de que no te dejarán caer al vacío.




Calendario

ESTADISTICAS

  • 533.155 visitas
enero 2020
L M X J V S D
« Feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031